Ser Santo.

Sentiremos otra vez esa extraña magia de lo que termina y se va, abriremos alguna botella tentados de ahogar males, soplaremos el humo espeso entre la brisa del verano con dos nombres, nadaremos en la nada si no hay nada para hacer, moriremos en el aburrimiento ya que ella no se sentará a nuestro lado esta vez. Habrá que hacer música para matar al fastidio, habrá que tejer marionetas y que ellas nos hagan bailar, habrá que ser otra copa, una luz, un continente.

La clásica estela de luz saliendo de un capricho concedido, el árbol viejo y desteñido que te mira del rincón, las habitaciones obscuras y la noche que apenas nace ya se murió, habrá que ser distinto, aunque al resto le pese, porque hay que ser uno mismo, aunque ellos te juzguen, habrá que ser santo, aunque mi dama no esté ahí conmigo.





Otro más, otro año más viene y se va, pero yo sigo acá, sigo enfrentando y superando, aprendiendo y enseñando, amando, cantando, escribiendo.






Feliz 2011 a todos ustedes, muchísimas buenas vibras, tengan cuidado, sean felices, nos vemos cuando estemos ya en el año que viene asomando.





GRACIAS!




Will.-

Feliz.

No va a haber texto hoy, por la diversidad de religiones, creencias y costumbres decidí no dejar ningún escrito por hoy y dedicar esta entrada a mencionar algunos agradecimientos, saludos y demás.

Por orden cronológico, a mi amor, a la mujer que me acompaña y respeta entre tanto más: Otro más belleza, has superado el record con tranquilidad. Te amo con locura, mil gracias por todo.

Madre, creadora, mentora, todo lo que un hombre puede esperar en una madre tengo la suerte de tenerlo en la mía, Feliz cumpleaños.

A los que creen en Dios y sus historias y costumbres les deseo muy feliz navidad, Hanukkah o lo que sea que hayan elegido como celebración, a los que no, muy feliz 24 de Diciembre y a los que no creen en nada ni se reúnen con nadie ni están de acuerdo con todo el revuelo que las fiestas generan, les deseo que sean más agradecidos con el mundo y la historia, esta noche muchos festejan sin techo.


A todos, a cada uno de ustedes, les deseo lo mejor y espero que tengan la mejor noche que les sea posible, con quien sea, donde sea, pero que tengan una gran noche, a mi dama y su gente en un extremo, a Guada y su familia en la otra, a Pato, quien hace un año me regaló un abrazo 2 horas después de medianoche, mientras yo estaba muerto por dentro y prometo no repetirlo, a Flopa, que siempre siempre está, a tanta otra gente, que está siempre dispuesta a leer, escuchar, a dar una mano, a ofrecerla, a todos ustedes que leen y que saben que estoy refiriendome a cada uno en particular, a los que no comentan pero están, y se encargan que de uno u otro modo yo sepa lo que sienten al leer cada uno de mis escritos.


A cada visita de las 4000, a cada una de las casi 100 entradas, a cada instante y segundo que pasamos juntos por mis letras y sus lecturas.

Felices Fiestas!

Nos encontramos para despedir el año con algún texto, los espero dentro de unos días, gracias otra vez por ayudarme a crecer en esto que tanto disfruto.-


Will.-

Últimos en regresar .

Fuimos dos en la estación del ayer
Lluvia y sal en la estación del edén
Vos y yo y nada más que creer
Perdimos el tren y no supimos volver.

Perdimos el tren y no supimos volver
Perdimos el tren y fuimos hoy sin ayer.

Quebramos sucesos y boletos también
Sumidos en sueños supimos poder
Y quisimos más y por demás nos quisimos
Perdimos el tren y no hubo más que perder.

Ahogamos penas en el vaso a medio vaciar
Dulce y húmedo el brote del placer
De rojo fuego tu vestido y el azul del divagar
Perdimos el tren y ganamos la miel.

Primeros en todo, en ganar y perder
De fonética y Julio y descalzos los pies
Conmigo y sin voz un ocaso y amanecer
Dos nubes, un Sol, un tango y volver.

Perdimos el tren y fue mejor que nacer.

Estación ningún lugar
Estación no más llorar
Lugares para no encontrar
Lugares imposibles de alcanzar
A menos que pierdas, el tren del final.


Lunes raro como aquellos, hoy volví a ser Lunes.


Gracias a cada uno de los que leen y gracias en especial a los que viajan, acá, conmigo entre las letras.

Will.-

Una flor que llevaré tatuada.

En un sueño malcriado me topé con un pasado perdido en una plaza de concreto, cubrí mis ojos y dejé crecer una carcajada mientras leía la fábula del santo y la zorra, de la estrella en la piel, sin poder recordar cuándo fue que me dormí.
Claro de miel en el rojo del azar, del As y de las gafas, nutriéndome de miradas tristes que sólo yo aprendí a encontrar, cantando bajito para no despertar a nadie, para que no me roben este instante de niñez y madurez en el que las gotas de rocío se sientan a mirarnos jugar.
Mi memoria tiembla, falla, no consigo terminar la canción, quizás la inconclusa no haya sido sólo una, o quizás, todavía queda historia por contar, pasos que dar, tierra por levantar y llanto por llorar; una historia no sepultada hasta que no muera la última vocal del último acorde. Mientras haya tinta en la sangre habrá besos por entregar, mientras siga habiendo alguien esperando en algún lugar motivos para seguir no faltarán.
Hay que afinar la pluma y clavarla en la yugular, hay que levantar la frente y mover los pies, las revanchas llegan solas y hay que estar listo para ganar, pase lo que pase, sueñes lo que sueñes, no hay lugar como una lágrima que supimos guardar para sentarse a cantar, con ganas de cantar, con ganas de escribir, con ganas de ganar y de llorar y ganas de amar y ser amado, con ganas de enseñar y ser educado. Nacimos con un emblema tatuado, una estrella, una flor o el infinito, estandarte de pasión que no muere, mi corazón, espadas y jazmines con aroma a nostalgia, Gardel, Serrat y la nona en el techo estrellado, una melodía que aunque el mundo crea terminada, no tendrá final hasta el día en que decidamos volver a volar.
Ay Luna, si pudieras en mi boca dibujar esa sonrisa que  en el medio del cielo negro me muestras al momento de apagar las luces del día que está a punto de acabar...


Perdón por la demora, acá estoy.

Vamos por las 4000.

Buena vida y buenas vibras, muy pero muy buena suerte.

Will.-

Origami de algodón.

Despertar de aquel trance de Domingo con aroma a olvido, sin remera y sin suelas, abrir con mis dedos una naranja fría y tentadora, timbrar con los muertos de placard, con los fantasmas de la oscuridad. Han ido centurias entre Orion y la cruz del Sur, hubo luz entre mate y alcohol, entre mujeres y amor. Días de debate y todavía mi Moriarti sigo siendo yo, años de misterio y ficción, de Viernes sin Sol, de mi viejo y el rencor, de la Luna y la voz, de la Nana y los libros, de la magia y  el color, de Serrat, de Lennon y escribir. Con una mariposa que nunca tuvo nombre, una mujer a la que jamás supe cómo llamar.
He conocido un centenar de suelos y aún sigo preguntándome cuál es el mio, he visto cosas que no podré olvidar, que lo deseo, pero aunque con más fuerza lo hiciera, jamás podría, cosas que voy a extrañar porque tras tanto y tan poco, tras velas y otoños, sé que hay un Abril en algún lugar ahí afuera, sé que una flor me espera a la vuelta de un rosedal, porque sin hablar de caprichos ni de paz, sé que una guitarra puede hablar y llorar, que las nupcias fatales son heridas y pueden sanar, y que en el banco de alguna otra verdad un nombre nada ni nadie lo podrá borrar. Un texto parecido a otro que es igual al que se me cayó,  una sábana arrugada que como Origami de algodón se vuelve gruya y me lleva a cualquier otro portal, el futuro que quién sabe si será realidad. Hasta que mi tinta pierda el perfume del jazmín, hasta que mis miedos se aparezcan sin asustar, hasta que el silencio me mate y no haya nadie ahí para vernos forcejear, hasta que aún con mis brazos rasguñados, mis piernas temblando, mis manos con barro, mis pupilas húmedas y mi boca seca deje de intentar, hasta siempre o hasta nunca, el tiempo dirá. Habrá que enseñarle al destino que ceder deberá, habrá que aprender a pelear, a volar, a ver más allá, más acá, para saber que no hay casualidades suficientes para evitarnos llegar, cuado sabemos que allí, en algún lugar, la voz de alguien es lo que necesitamos escuchar no existe fuerza ni prisión que le gane a la pasión. Esto es lo que soy, lo que me gusta y lo que amo, bienvenidos a mi paraíso y mi calvario.


Gracias a todos. 

Buen fin de semana, buena semana, hasta... Con suerte hasta pronto!


Will.-



Tibia gota de paz.

Sentado en un andén, andén viejo, andén vacío, vacío y solitario espero un tren que me lleve a ningún lugar, con el mal sabor de boca que dejó un espacio resignado; a los lados una extraña nada trae calma, al frente, más allá de los rieles, nadie mira, nadie habla.
Pienso en una decisión, siento el peso de una mochila que en mi espalda reposa, veo un zorro  asomarse a ver qué pasa, pero no hay mucho que ver en este corso funerario.
Una estación sin bancos, el cemento nos hace de asiento, es una estación sin techo, se robaron hasta lo raso del cielo.
Parpadeo viendo el viento que no todos ven, me estremezco por culpa de una ráfaga fría y vuelvo a parpadear, una, dos, tres y seis son los que no paran, que hacen luces y que amagan, suena su bocina escandalosa pero siguen, te dejan ahí, sentado como nada.
Un relámpago a estribor ilumina mi perfil, un crujido lo sucede y otro, otro tren sigue sin mirar; me levanto arrimándome a kas vías, nada por aquí, nada por allá, saco las manos de los bolsillos, miro las marcas del pincel, leo líneas o renglones, veo una pequeña gota que me inunda de tolerancia, esa que no siempre supe tener, una tibia gota de lluvia, tan simple que parece, desencadena un loco proceso al que decido llamar pasión, es motor de este texto escrito en viaje, esa gota, que tanta simpleza logra aparentar, es revolución neuronal.

Es bueno estar de vuelta, es bueno haber tenido un tiempo, es bueno haber leido, que me hayan preguntado, que se hayan preocupado, que me hayan llamado, mandado mensajes y mandado mensajes a otros para saber de mi situación, valoro todo eso como la primera vez, brindo por todos los que antes del escritor, corrieron a ver al hombre, gracias de mi parte, de parte de el hombre, de parte de mis letras.


Nos encontramos de nuevo en breve buena semana a todos, que la disfruten, mucha suerte, buenas vibras..


Will.-

Blog suspendido por tiempo indeterminado.

No hay demasiado por explicar, el blog entra en un cese de actividades hasta nuevo aviso, motivos no sobran, pero los pocos que tengo son suficientes para dejar de postear y/o escribir por algún tiempo, con toda sinceridad les digo que voy a volver lo antes posible pero también que no sé cuándo será, un día, un mes, un año, nunca. A lo largo de este año y algo más he compartido con ustedes cada sensación plasmada en texto y por eso esta no es la excepción, la sensación es clara, no me siento bien, no estoy a gusto con mi presente literario y no recorre mi cuerpo eso que antes sí mientras escribo, las ideas no me complacen, no me llenan, es difícil de explicar como también lo fue cuando lo creé, pero acá estamos hoy, dejando esta pseudo despedida que ni yo sé cuánto durará.

Puedo asegurar con toda franqueza que mi intención es estar de vuelta tan rápido como me sea posible ya que, entre otras cosas, esto me hace bien, los que leen, los que comentan, los que sienten algo o no al leerme pero hoy mi estado anímico no es el mejor y no puedo darles lo que se mereces, de todos modos, en vista de la cantidad de visitas de este último tiempo no creo que sean demasiados los perjudicados por esta decisión, no espero respuestas, ni comentarios, ni nada.

Les dejo el último texto que de mis manos salió, espero no sea el último que lean, ni el último que escriba.

Muchas gracias por todo y nos veremos por ahí.

¿Te has sentido alguna vez descuidado?

Tristemente olvidado y rodeado de un Sol que no puede bañarnos de su luz clara y magna. ¿Penas? ¿Patria? ¿Amor? Nada.
¿Qué más somos sin nada? Somos nadie cuando nadie nos hace nosotros, nada hay en este verde en esta orquesta de aves y ranas que compense la falta de sus voces o incluso el texto en estas manos tajadas y resecas. Suelo pensar en simples faltas y excedentes, no mucho lo confieso, pero lo hago, y en estos casos a pesar del desborde de buenos detalles las carencias hacen olas en una mente poco inspirada y revuelca frases en un fango de poca relevancia, una larga fila de peces y ningún cardúmen.
Es esto un texto vacío y displicente, solitario, falto de tantas de esas cosas de las que me enorgullezco, escrito en el gris de las nubes con garabatos y rayones, con faltas y no tantas, un texto parido por por tan pocos motivos, pero por tantos al mismo tiempo.

Hasta pronto, espero.


Tigre.-
Saint.-
Will.-
Guille.-

Abrazando esperanzas.

Abrazando las esperanzas que el tiempo destierra
Recorriendo senderos entre las tinieblas
Atravesando caminos en penumbras
Tú, yo y tu alma que alumbra

Escapando entre tus brazos de la maldita suerte,
Ella es tan incierta, tan real, tan solemne y natural.
Aquella dicha que recorre vidas esquivando a la muerte,
Haciéndonos creer que existe lo inmortal.

Eres el refugio de los solitarios,
De este ángel triste y capaz
De rezarte mil rosarios
Aunque seas una estrella fugaz.

Creeré que recorro infierno y cielos en ese instante
Naceré y moriré por siglos y siglos
Allí, en aquel recóndito lugar
Es donde el amor puede perdurar.
 
Demonios juegan poker sin ases a mi lado
Ya no los miro, no los siento
No los necesito,
No entre tus alas de cristal plateado.

En tu pecho he imaginado
Que La Tierra se ha quebrado,
Que mis penas se extraviaron,
Y en mil rosas me he recostado.

Colchón de nubes has creado
Y aquí todo esta callado.
Renuevas el aire al aletear,
Secas las lágrimas que he derramado.

Lo fugaz se ha vuelto eterno…
Lo cierto teoría,
El paraíso mi infierno,
Y vive lo que ayer fallecía.

El texto es viejo, no tengo idea de si lo posteé o no, pero quería dejarles algo.

Perdón la demora, estoy escribiendo unas cosas un poco más complejas que me requieren enfoque total (Hasta suena profesional!!) Prometo intentar recuperar la regularidad.

Gracias a los que preguntaron, los que esperaron otro texto, los que siguieron visitando en busca de alguna novedad.

Un abrazo enorme, pasado mañana me espera un viajecito, espero traer algunos recuerdos literarios de aquellos pagos.


Los extrañé.


Will.-

Ya no te quiero Buenos Aires.

Buenos Aires, querido, de agua rara y flor de seibo, Buenos Aires de mañas tontas y corsos crípticos, cotolengo de cardenales fugitivos y adeptos al castigo. Buenos Aires frío de nueve y veinticinco, de tres y sesenta y cinco, Buenos Aires y tu astío, tus excusas de cabaret y mis plegarias de catedral, tus viajes y sus cosas, mis valijas y los pinos.


Ay Buenos Aires, querido, con los vivos pálidos y muertos los líbidos, tus muertos al río y los pillos arriba... Mi Buenos Aires perdido, los fieles, lo que somos, lo que hicimos, sin más tangos en el tintero o en el pulmón cuando grito, sin adoquin arrabalero ni azabache del malevo. Buenos Aires nos quisimos, te perdoné la vuelta y me diste un motivo, te diste vuelta en la puerta y te dije que te amaba, Buenos Aires te escribo, Neuquén te llevo conmigo, color Azul y Olivo, Devoto de la Villa, del Parque, Tigre de La Plata y entre Campanas o Entre ríos el barrio es la calle donde camino.

No, ni los Martinez ni los Guillón, ni aquel Monte Grande o las Lomas de no sé quién he olvidado, son pétalos de mi Buenos Aires amante, un Buenos Aires gemido. Me sobran puntos en casa, me llevé mil en las visitas, sos mi Buenos Aires un país, de aires horrendos y sin repúblicas para los niños, porque cuánto tiempo Buenos Aires hace ya que no te quiero, fue cuando me perdiste el respeto, cuando en una esquina me mentiste mientras amanecía, fue porque Buenos Aires ya no militas, ya no luchas por nosotros, y tu gente no se olvida, tus Marcias, tus Camilas, Guadalupes o Silvias, Buenos Aires éramos Guillermos, Leandros, Ignacios o Marcelos, solíamos ser identidades y hoy para vos Buenos Aires inexpresivo somos millones de desconocidos.

Pero por suerte jamás confié en tu memoria y sus conflictos y a cada uno traigo en este texto, son cada tilde en el orgullo, son quienes me apañan cuando Buenos Aires dejo subirte primero en el colectivo y te quedás con el único asiento vacío. Por eso, Buenos Aires, antes de seguir peleando por los míos un último favor te pido... Buenos Aires, no te olvides lo que fuimos.


Gracias por las felicitaciones, las visitas, los comentarios y toooodo lo demás.


Saint.-

Aniversario.


Camille dijo...
Te necesitamos. Creeme. Amigo, hombre, héroe, enamorado, hermano, novio. Todo, entero y siempre.

Y gracias, por estar aún cuando no podemos verte como tendríamos, gracias por crecer conmigo y para mi. Nada más placentero que estar de tu mano mientras crecemos, juntos y cada uno por nuestra cuenta, pero siempre de la mano.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

DeathFlor dijo...
Ese es el Guille que tanto extrañaba y aprecio. Negri, me gusta saber que te pusiste de pie, y seguiste remando contra todo, por que como ya te dije, esa es la imagen que tengo de vos, no me la manches! Sos un ejemplo de persona, enserio

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Nada mas puedo decir gracias, que te quiero y que sos uno mas de mi familia!
Uno pierde todo cuando deja de luchar...eso no nos va a pasar...lo sabes!
Te quiero muchisimo!
Guadi

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Clementine : (tu blog va emitiendo los pseudópodos necesarios para envolver mentes de todas razas, colores, y religiones (K) )

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sólo voy a decir dos palabras:
ME ENCANTÓ.


Por más textos como este (K)!

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

como te dije siempre el texto GUILLE,que te dan ganas de seguir y seguir leyendo y te empuja, te da fuerzas, no solo tus textos si no tus palabras,siemppre la frace justa,o ese estrofa de cancion que te dice mil cosas y te da mas fuerza...la verdad que da mucho gusto seguir leyendote...por nada en el mundo dejes esto...REPITO DA PLACER LEERTE...

la verdad va muy bien esto eh... me acuerdo cuando lo hiciste ...tu primer texto... rogabas que entren mas de 10 personas y mira hoy...ya van 3000... y VAMOS POR MUCHO MAS...
TE DESEO LO MEJOR EN TODO NEGRO Y GRACIAS POR TODO...

PATO...

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sos alguien que merece muchisimo,y ojola lo consigas,no sufras,a maro no le gustaria tigre,y lo sabes,a nadie,no defraudes a los que te forjaron como la maravilla de ser humano que sos,vamos a estar aca para bancarte siempre,pero no te rindas antes de tiempo,acordate lo que me dijiste una vez,cuando paso lo de maro,valiente no es el que no teme,valiente es el que se enfrenta a eso,levantate loco y peleala como siempre,sea como sea nunca vas a quedarte solo.
Te quiero mucho.Te queremos mucho. Nat Y Fer

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

es un placer volver a cruzarte en la vida,nunca pude hablar con vos ni siquiera y era algo que tenia muchas ganas de hacer. Virginia

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Asi te quiero Tigre.Que no permitas que te hagan mal,que demuestres lo que vales y que quien no quiera tener a alguien como vos al lado,se vaya,sos un Tigre,sos un Sol.

Rocio

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

pese a que no te conozca, tiene mucho sentimiento todo esto que acabo de leer... se nota el peso en cada letra

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Eugi dijo...
Y él siempre, SIEMPRE, dándome el empujoncito que necesito más de una vez, para no estancarme.. Dándome las palabras justas en el momento indicado.. Dándome un sin fin de motivos para no caer, no bajar los brazos.
Él, siempre recordándome que Nunca me vá a faltar, que ni la distancia ni el paso del tiempo, vá a eclipsarme de su memoria, de su corazón. Que aunque no pueda estar presente de cuerpo, nunca se olvida de estar presente de alma.
Él, que me regala los abrazos más calentitos y contenedores.. que apoya mi cara en su hombro para que me desahogue y empape su buzo de lágrimas.
Él, uno de los pocos que siempre tengo conmigo, es una más de mis poquitas razones de seguir acá..
 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

VicKen dijo...
Genial.
no mucho mas para decir.
Sos una persona excelente, que ha sabido ir aprendiendo de aquellas cosas que la vida le puso en frente.
Se termina un año mas. Un 2009 que dejo cosas buenas... y cosas malas.
Te deseo un 2010 con cosas nuevas, diferentes... te deseo una etapa de felicidades y aventuras.
Te deseo tengas la fuerza para seguir remando tu vida.
Te deseo lo mejor Sr. Guille!
Un beso enorme.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Anónimo dijo...
lo leo una y otra vez, y no deja de ser perfecto, me encanta!!!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
Anónimo dijo...
Porqué no leer tus escritos?Porqué no perder cinco minutos en leerlos, cuando ya más de uno,incluyendome, perdió toda una vida?...

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
Anónimo dijo...
me quedo con ganas de seguir leyendo mas...

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Pensé en hacer un texto uniendo una frase de cada escrito publicado hasta la fecha, pero me di cuenta de que no es eso lo que hace este blog lo que es, sino ustedes, los que leen, los que dejan su opinión, los que no o los que la dejan camuflada en el anonimato, son estos comentarios y todos los demás los que me llenan de orgullo y de ganas de seguir escribiendo.

Hace un año mi cabeza era una locura, en mi mente no había ni un instante de calma, vivía a mil por hora y no encontraba cómo evitar sumirme en todo el alboroto que tantas ideas y pensamientos rebeldes causaban en mí. Y así fue, que creé este, mi lugar, el espacio donde dejo cada una de esas cosas, donde las deje durante tanto tiempo y espero poder seguir depositándolos.

Gracias con todo mi corazón a todos los que hicieron de éste un lugar más ameno, gracias por las 3600 visitas, los 100 comentarios, 68 entradas.

Gracias mi vida, mi amor, por dejarme crecer a tu lado, por ayudarme a hacerlo, por ser un motivo para disfrutar de ese proceso, sin vos, esto no sería lo que es, en gran parte te pertenece. Muchas, muchísimas gracias, eternamente agradecido por tanto. Te amo muchísimo.

Gracias Pato! Querido! Vos estuviste desde que la Revolución Neuronal no era más que algo que no me dejaba ni pensar ni dormir, y estuviste en cada día y cada post, incluso en el 1ero, mientras lo creaba. Estuviste en todas conmigo y sabés que lo valoro a más no poder, gracias por todo mi queridísimo amigo.

Flops… Qué decir de vos, siempre tuviste una crítica para cada uno de los textos, siempre me dijiste lo que pensás, siempre me mostraste interés y afición por el blog, incluso hasta posteaste por mí cuando yo no pude, me acompañaste cuando estuve REALMENTE mal y confiaste en mí para acompañarte cuando lo mismo te pasó. Muchísimas gracias.

A mi familia, mi vieja, mi viejo, gente que aunque apenas conozcan de la existencia de este lugar, son la tinta que llevo en las venas, son la fuente de todo lo que pueda ser tras haber nacido. Gracias.


A los demás… Clem, Yamy, Fer, Naty, Rocio, Virginia, Eugita y Guada por supuesto que tan importantes son para mí y tanto las necesito, tantos anónimos, algunos descubiertos y otros no, a los miembros del grupo en Facebook, gracias a todos por esto que hoy siento adentro escribiendo estos párrafos...

Y por supuesto, a los que no están, mi abuela ante todo, Maro, Lili, Nacho, algunos más, me hubiera encantado compartir esto con ustedes, desde acá, los extraño. 

Así que... Gracias a cada uno de ustedes, me tomo un segundo para decir...


Feliz 1er Aniversario “Neuronal Revolution”.


Una vez más…

Will.-

Será hasta dentro de algunos días y por supuesto... 

Bienvenidos al Show!

Justicia Santa.

¿ Qué dirías si me vieras oculto y temeroso entre tus labios una noche?

Eternos son los solsticios en tu vientre que ilumina mis noches de la primera a la última, eterno el sagrado sacrilegio de atacar con la humedad de mis labios la tersura de tu piel, eterno el capricho de no querer morir mas que a tu lado, y tan efímero el dolor entre tus piernas de seda. Limpiando óxido de viejas cuerdas le robo acordes al pasado del futuro que presente en cada día es momentos y es olvido, acordes de triste tango que me empujan a las épocas de presencias hoy infinitas. Y cierro los ojos y escondo las alas, afuera la tormenta huele a Jazmín y los vientos me remontan a otro Abril, son los sueños mis sueños, y suyas las noches en que éstos me entretienen. Creo en el pliegue de los pétalos y el repliegue de las alas, creo en tus brazos cuando lloro y en tus ojos cuando brillo, creo en la justicia de los santos que me traen a vos, y que en un suspiro me acribillan de amor, creo en esos besos que me llevan a tu universo para descansar en él, jugar en él, amar en él y volar en él. La tertulia tiene fecha y lugar, se complotaron las brujas mas famosas y las princesas de fábulas infantiles, príncipes secuestrados y camadas de dragones entrenados, no queda más en esta Tierra que el deseo de destronar a la nueva dueña de todo el territorio conocido, a la princesa mas hermosa entre todas, una Diosa de cristal que duerme entre hilos de papel de diamante. Dame tus labios hermosa dama de las más cálidas alturas y las aguas mas celestes, dame paz, como sólo tu piel puede lograrlo, dame calma, para no morir en la ansiedad, dame fuerza, para morir siendo tu héroe.


Texto antiguo, rescatado de entre viejos montones de escritos.


Pasaron las 3500 visitas y no puedo estar más agradecido, el próximo... El feliz cumpleaños.

Hoy es 21 y mi memoria me ilumina la esencia de la que se fue, mañana 22, mi sonrisa diaria cumple otro mes conmigo, gracias por eso, gracias por todo, porque tuve un día horrible, pero aún así, sigo amando con locura, sigo extrañando y necesitando... Sigo siendo Saint.

Feliz día de la primavera y el estudiante.

Will.- Saint.- Hoy... Tigre.-

Espuma de ilusión.

Incluso en la ausencia, sigues acudiendo a mi texto de novato.



Te sentás en una roca, recostás en tu regazo la curva de una guitarra, ves el fuego sobre las nubes y ves las nubes sobre el mar, ves a Alfonsina y un rosal. Ves caer la noche y ves flotar el alba, ves a Bernarda y al capital. Soplás el humo literal, soplás un semitono más, saludás a los infantes, saludás a los fantasmas que habrán de naufagar, improvisás un tango en la garúa que amaga a llorar, cultivás una flor que al final, al crecer, partiendo la verás. Resaltás en la espuma de las olas al romper que no es rabia ni jabón, es nueva tarde e ilusión, es otro viaje, plateado, azul o sin color, es la noción de lo que ha sido en los adentros explosión, porque sin talento ni educación aún es supernova la inspiración, sin madera ni grafito, sin la luz o sin la magia  siempre hay un poco de mí en cada letra de cada escrito, siempre habrá un poco de vos en toda nada. No me niegues el placer de transportarte, porque así me niegas el orgullo de escribirte.


Will.-

Ojos furia, rojo tortura.

Esos días en que te olvidas de todo, incluso, de lo que te mantiene vivo.

En un balcón de casona antigua, balcón con suelo de mármol y baranda de hierro, allí reposa su cuerpo el santo de ojos furia, mirando desde la altura al pseudo mundo que hay bajo su mentón, extrañando el viaje de ida y odiando la vuelta, esperando en calma la señal de la torre del reloj, manipulando un libro amarillo y encerrado en el polvo, lo que algunos fueron después de ser. Un triste navío colisiona contra una nube y la convierte en copos de nieve y néctar, un pálido grito llueve desde abajo y el libro como apresurado por besar el piso comienza a caer hasta abrazar la gélida roca.
Una mano toma con decisión la baranda labrada y en un salto dos pies descalzos emprenden una súbita caída al origen del alarido bañado de horror.
A punto de estallar contra el pavimento él estira sus brazos y en su espalda explotan sus alas, su rostro se torna eufórico pero calmo, se vuelve ángel y demonio y así, despacio, muy despacio se incorpora a la imágen  principal; una muchacha arrodillada, una mueca de lamento y un manto de nieve cubriendo la totalidad de lo que los faroles logran iluminar. Sin emitir palabra ella se arrastra hacia atrás, con la piel cubierta de sombras y las manos de espinas. Una palma, una muñeca y un brazo se aproximan a su encuentro con paciencia y cautela, pero todavía sin levantar la vista ella continúa retrocediendo, un ruido ensordecedor, un grito o dos, un golpe y la luz de fondo que fallece...

La dama parpadéa cunado algo moja su pómulo derecho, no es lluvia ni lágrima, una gota de color rojo tortura sigue a otra, y otra más, así otras tantas continúan el ritual. Es una afilada daga lo que se ve, una mano cerrada que mantiene la muerte a unos centímetros de su sien... En la altura la expresión de dolor oculta en el ceño fruncido de quien no la deja alcanzar su meta y entre blancos, grises y negros, el rojo empieza a destacar. Naufragan ideas de finales inesperados y no hay pianos ni un telón, la vida acostumbra obviar ese tipo de sutilezas, no así las dagas que atacan a una muñeca desesperada que desgarra su ahogo en un solo grito de desesperación. Como alguna vez supo hacer, él separó sus labios, la levantó con un solo brazo, la apartó del recorrido del destino y sonrió sin mirarla, abrió el puño cerrado y Laquesis siguió sin quejas, sin voltear.

A veces, no necesitamos que nos mantengan con vida a cada suspiro, porque a veces, es suficiente con salvarnos una vez de la muerte para poder seguir solos hasta el final.


Sinceramente es un texto que no me agrada, pero necesitaba escribir algo así y necesito dedicarlo, Maro, gracias por enseñarme, gracias por aprender, gracias por vigilarme, por siempre preocuparte por hacerme sentir bien conmigo mismo, mucho de todo esto es una deuda que alguna vez habré de saldar, gracias por dejarme salvarte y por retribuir cada minuto de esfuerzo.


Will.-

Juglar y brujo.

Realmente sientes la necesidad de leerme?
Tengo la seguridad de que si sigo mirando por la ventanilla algo voy a ver, algo más que el amargo ecosistema de este lado del vidrio, bocas que bailan y bailaran el resto del viaje en murmullos y quejidos, historias de luchas y mujeres, el pan, el vino y el karma.
Un beso a la deriva me adormece y calma, como hipnosis y morfina, un castillo al pasar me convierte en juglar, una hoguera en brujo, un perfume en placer y un brillo en daga.
Acoplo a mis textos países, nombres e imágenes, los revuelvo y los hago amigos, puedo jugar a hacerlos felices, puedo llevarlos a volar conmigo, como la noche que volaste entre mis brazos, la noche que quisiste conocer lo que había más allá de la estrella que reclamaste tuya, la noche que viste mis alas brillar y acariciaste una sonrisa, la noche que acabas de recordar, otra noche que nunca existió.


Will.-

Tierra y galope.

¿Sentís el Soul corriendo por la habitación?
Me acuerdo cuando corriendo una cortina el fugitivo Sol se metía entre los árboles de un bosquecito medio viejo para pegarme de frente en la cara, y yo, recién despierto le decía "Buen día" con los ojos entreabiertos, escondiendo en mi bolsillo las esquirlas del sueño intrincado de la noche anterior, toda una oda a la simpleza, todo un detalle para un romántico.
Recuerdo que me sentaba a tomar un té muy barato y rendidor en una mesa de madera, en una taza de lata, y a fumar un tabaco y un pétalo de sal; que con los pies embarrados hasta el hartazgo caminaba rutas vírgenes, antiguas y llenas de polvo y huellas. A veces, cuando los afortunados de turno no estaban, era más facil robarse una yegua del establo poco vigilado para que el viaje sea más placentero, y juro que así era; al ritmo del galope, del trote o el paso lento, con un par de canciones viejas en la garganta y la misma mirada inquisidora de siempre, cubriéndola con una palma cuando el viento y su furia nos bañaba de tierra con olor a ozono. La tormenta solía hacerse presente a media ida; pero a media vuelta, los dos lomos seguían de paseo, y cantando juntos, hablando de cosas que jamás se sabrán.
No es un secreto que siempre fuí un soñador, y ese establo, con esa tormenta y esa compañía silente, a la luz de esa hoguera rústica, eran el motivo perfecto para dejar el asfalto y la niebla tóxica de lado por algunos suspiros, para ser mago o amante, escritor o noble; un momento irrepetible para navegar la inmensidad y palpar lo imposible, sentir ese crudo aroma del fuego y el agua en el techo de chapa, una eterna solución a los problemas de inspiración.


Will.-

Gustó? A mí si. Gracias a la mujer que amo, gracias a todos.

Aplausos desde el otro lado.

Que vago el recuerdo que quedó de aquella noche en que la que fuimos Soles. Vagos los textos, vagos los versos, vago el sentido de la orientación cuando la brújula nos guía, vaga la magia, vago el ritmo y vago el sentido.
Porque cuando perdemos algo, sin poder hacer nada, es vago el dolor, que nos aplasta pero no nos deja llorar, que nos invoca en un mismo lugar, solo por ese ritual de condescender, es vago el que no lucha, es vago el que se oculta, porque vago es el no corre a buscar lo que desea, y vago el que no vuelve por lo que olvidó. Chillamos como chicos por sutilezas, cuando en otro lado, otro vago, está durmiendo entre cartones, porque las televisiones nos separan de nuestros ansiados y nuestros queridos, porque cuando todo se apaga a nuestro alrededor, cerramos los ojos para intentar dormir, sin buscar en la nada una respuesta al hueco libre en cada cama. Y la noche cae y con ella la bruma, y en ella siempre está ella, porque ella es la niebla sobre los rieles, ese frío en la espalda y esa antorcha en la nocturna batalla, esa calma en la ira, esa locura en el astío, ella es alma, ella es aura, ella es más que la sombra fugaz en un pasillo lúgubre.
Escribimos porque nos parece que así las cosas duelen, pero ella no vuelve, entonces escribir pierde sentido, pero leemos, y allí está la llave de la nueva habitación, en las palabras de otro loco que hace ovillos de metáforas, el tipo que pierde más de lo que gana y gana jugando sin trampa, el que escribe para su amor, para sus faltas, para su conciencia y sus guitarras, el que no faltar intenta, el que concilia los acordes con las balas, el que en la estación, en el balcón o en la nostalgia sabe que la ausencia no es la carencia, la ausencia es cuando uno siente que en ningún lugar del infinito habrá alguien que aplauda.

Will.-

Entre nubes y escarcha.

Quedó pendiente una campanada del otro lado del río.
Mientras el frío me hace llorar de frío, y el viento me despierta entre caos y silencios, con las manos en los bolsillos y los párpados pegados camino y camino. La llovinzna se regodea con su aire prepotente y me rodea en lo que queda del invierno emergente. Un diario es cobija, un banco cama, un homicidio es historia, un grito alarma. Pálidos los pisos que visten de escarcha nacen, crecen, se reproducen y mueren, bajo mis pies, bajo las pausas, bajo el misterio de las nubes que no son techos ni jaulas.
El tiempo que baila, el perro que ladra, la loca que canta y tu adios que sangra, el texto triste que odias, la vida cruel que espanta, la sonrisa del autor, la pasión del que lee, el día más feliz, la madrugada y el alba, la bandera con sangre,la espada con sudor y en el Sur mis cartas.


Así vine, así me voy, escrito corto y al paso, sin foto siquiera, no es triste, no es sufrido, es un texto más. Espero guste, pronto vendrá otro, de ser posible, un poco más elaborado.


Buen fin de semana para todos!


Will.-

Locura de Santo.

Me silencia la extrema belleza de tus ojos.
Corro por correr y en el estallido de un relámpago me dejas suspendido en el aire entre rayos de un púrpura fugaz, así que cierro mis párpados sin más, me recuesto en el encierro de tu hechizo y dejo mi cuerpo reposado en la altura.
Así tus piernas se mueven velozmente, corres hacia mí, despliegas las alas y me alcanzas, abres tus ojos y una mirada que dejas brillar me atraviesa como una luz de magia y piedad, se escuda con un par de piernas dignas del paraíso y finalmente con un roce de tus labios me desencadenas y me dejas caer con más suavidad que la que carga el beso de un adios sufrido. El manto de locura que me impregna despacio se vuelve capa del héroe, y como un tornado subo en un giro, me levanto. Ya de pié cierro mis puños y te miro allí tan cerca, tan lejos, te veo y sonrío, te leo, te escribo.
Hago una media sonrisa con el lado derecho de mi boca, agacho la cabeza y despeino mi nuca, me siento vivo, me siento un santo.



Will.-

As de labios rojos.

Arde el Sol, arde la sal en la herida abierta, arde mi mar cuando tu piel no se baña en él. Sana la piel, sana el viento que me sopla los registros al oído, sana el mar, cuando es mar de amor entre el suelo y tu cuerpo. Silba un ángel los piropos del tal vez, el pelo corto, las cuerdas más gastadas que nunca, tu guitarra ríe como si hablara por vos, y tus dedos bailando en su cuello te llevan al vientre de la canción, al mástil donde se iza el sexo. Vos te uniste a mí y en una jugada sin cartas jugamos a la locura, por intentar, gané y no me arrepiento, gané y el rojo de tus labios son un as de corazón en mi mano más afortunada.



Post corto, lo sé, pero a pesar de su extensión, espero no decepcionarlos.

Buena semana, les deseo una gran semana.


Will.-

Perla y escarcha.

Porque la Luna me pidió que de secretos no hablara, la mística en la superficie de las perlas puede ser piedra, espalda o escarcha, porque la suave brisa del verano que no llega nos ataca con un manto de piedad, y así somos cura, y así compramos soledad. Porque cuando el tiempo sobra para los demás y falta a tus pies, nadie tiene un rato para visitar, porque cuando vos sabés que siempre supiste ser cordial, nadie golpea a las puertas de tu reino. Porque cuando el cielo se empapa de nubes y el suelo de agua, nadie tiene un paraguas para prestar, y al final, cuando subiste al techo de otro lugar, nadie vino a despertarte en un besar.


Will.-

Acertijos amargos.

 Sí, de acertijos y amargos se trata, acertijos de madera y de juguete, amargos mates los de la nostalgia. Indescifrable como pocas tu ausencia, intrigante como otras tu calma, misterios de la estela que dejan tus cuentos en las yemas de los que te leen sin respeto. Voy tras un soborno de tu beso, voy con el silencio de esos gritos que decides callar y al final siempre escucho, voy otra vez en calma y en ayuno, voy por no quedarme atras. Seré otra vez la nada entre tus nombres, veré otra vez el opaco de tus ojos en tu ausencia, serás Vesubio, serás Platón, serás del pentagrama la primer clave, mi Sol; serás el campo, quizás la flor, el mudo llanto serás tú, serás quien conmigo cante aquel triste blues. Sorprendido, sin ideas, así te encuentra el día cuando no hay más millas que recorrer, así mi almohada escucha mis reproches de rutina, así apago la luz, así apago mi aura, así como se van, los pétalos en el agua.
Batallar no fue siempre el último recurso, el choque hoy no es la primer opción, porque no suena igual el acorde, mucho menos la canción, la vida es una obra de arte, los coros tu color, seremos tierra, citadela de sal, seré tu aurora, serás mi piel, seremos dulzura e inmensidad, seremos juntos la vida en cualquier lugar.


Vuelvo después de algún tiempo, lo han pedido, lo he escrito.


Will.-

Seré.

Porque si me matan seré la esencia, si me exilian seré la ausencia, si me obligan seré demencia y sin clemencia seré la muerte de tu esencia. Si me torturan seré la fuerza, seré la resistencia; si me pierdo seré la paciencia para encontrarme en tu existencia, si me alejan, en la distancia seré nostalgia, seré silenciosa vigilancia, listo para convertirme en exelencia si lo requieres. En la noche seré la bruma que te apañe en tu locura y llanto, de tanto en tanto admiraré tu encanto y te susurraré cuanto eres para este santo. Escribiendo sigo sintiendo lo que antes sentía, sigo cantando en letras que podrán durante la helada será tu manto, un canto de sirena, una risa o una pena. Un clavel, una rosa y una fresia, un recuerdo con amnesia, una foto y una derruida iglesia, puedo ser mil caras, de mil modos y maneras, sin fronteras ni barreras, sin más, sin menos, con mis celos, con mis miedos.

Will.-

Mi Sol Mayor.

La santa madre de los viajantes, la música de los encuentros y las casualidades. Las ruedas siguen girando y las turbinas se llevan lo más preciado. Pero las alas se despliegan y el Sol siempre rengo las hace brillar. Un truco de magia sin cartas ni conejos me da una mano para convertir el esfuerzo en materia, en fruto, y en aquel sendero que va quedando las flores van creciendo, el fuego sigue ardiendo y los tonos púrpura del abismo siguen flotando. Así es que tras tanto intentar, el supuesto como el  cántaro, la fuente y los huesos del conformidad se rompió. Pronto habrá algo más que destruir y seguiremos rengueando con el Sol y Mi menor hoy mayor. Hoy moriremos en la ventaja de vencer a fuerza de insomnio a las pendientes, mañana pensaré en la resurrección.

Texto escrito camino a La Plata, corto pero sustancioso.

Voy a extrañar TANTO...

Ah! Un punto a dejar en claro como en otras oportunidades, el texto puede estar inspirado en cualquier situacion o puede haber nacido con cualquier persona como destinatario, pero quiero hoy dedicarlo a mi hermana más que postiza; Euge, Feliz cumpleaños mi querida!!! Te adoro.


Will.-

Libre tiempo.

Las doce han dado y sereno, sereno poco; ni el viento, ni las nubes que éste acarrea, sereno el grito apagado de la impotencia, sereno y sincero el Sol oculto en el viejo y triste encordado. Sumido en la marea que viene y va, marea de ideas, mareo de alma, revuelo a la hora de buscar una salida a tanta libertad, a ese mate que no muere en otras manos, que se enfría solo en el sofá. La cortina baila como si me viera maldecir, baila como si alfombra fuera, una de esas mágicas que te llevan a otro lugar. Pienso, digo, qué tal si hoy pudiera estar, qué tal hoy estuvieras ahí, acá o allá, ¿ Qué tal?
El tiempo te tiene amor, el amor tiene algo de tiempo, la música y la letra llevan consigo siempre ese dejo de tu existencia, ese calor en las vocales, ese tono amargo en la desolada habitación, llevo conmigo el tinte rojo de tu esquema, el brillo de tu aura, y como si pudieramos hacerlo, te hago en amor en un susurro cuidadoso antes de dormir. Acá estoy, acá soy, aunque no como quisiera. Componiendo muero libre, amando vivo feliz, componiendo por quien amo... Vivo y muero cantando fuerte y claro. Te amo, y puedo gritarlo a los mil vértices de esta vida y sus filos.

Lucho por vos, sigo por vos, escribo para vos y hoy, hoy como siempre este texto es todo tuyo.


Will.-

Genes, letras, alas.

Por qué cuando te levantás sos uno, cuando te dormís sos otro, cuando morís, sos siempre igual..

Las metáforas amorfas nacen conmigo, despiertan conmigo, mueren antes de dormir. La herencia tiene también su feliz día, la abuela y los tangos, la negra y la memoria, Serrat y la nostalgia, Sabina suma un cóctel audaz. Se sigue siendo feliz, en la salud y la enfermedad, porque preso del amor y la dedicación sigue siendo ser libre en un infinito con caderas de diosas. Y no llorás, no mamás, no afanás y sos un gil, escribís, cantás gritás extrañás, te duelen los dedos, te arden los ojos, rogás ser uno y mil. El opio abunda en el lugar, las letras y como lo dije, todo, TODO TODO, me lleva a su pelo entre mi mano corriendo, tu baile en mi inspiración, la magia que despliega en dos alas y una voz cantando, la vida en un futuro incierto, el futuro en esta composición.

Porque los genes jamás deben de negarse, Feliz día a mi viejo, porque el amor es imposible de ocultar, Felíz aniversario mi más perfecta princesa y musa, porque la historia viene escrita en la piel, buen día a todos, buena semana, buenas vibras, buena estadía en estas ciento cincuenta millones de palabras que arman día a día una maqueta de leyenda.

"Sinceramente tuyo."


Will.-

Tarde noche de ausencia.

La noche cayó, caimos en su calma, la noche cantó, y tu voz hizo eco en mi silencio. Demacrado el Sol sale mientras el tipo de la bicicleta silba un bolero desafinado, la lluvia mata afuera, corre, golpea, acá adentro no va, ni viene, no es más que música en el techo.


Los peces se te van de la mano cuando tratás de acariciarlos, se burlan, aletean y se van, vaya uno a saber dónde. Miro un tango escarchado en la vereda y canto como si supiera, le hago honor a mis raices.


Y si seis cuerdas me dicen "acariciame" y una mujer me pide agua, agua habrá, caricias sobran, y todo vibra, como cuerdas y su resonancia, como la tierra siendo golpeada por las gotas. Me quedo, contra mis ganas, con tu existencia ausente en las venas, con vos, sin nada, con vos, mi todo.

Vuelvo a escribir como me gusta, sin nada más que letras en mi cabeza, lo que genere las letras, es un caso aparte.

Will.-

Acariciame lluvia.

Agua, que te empieza a tapar y no se detiene por nada ni nadie. Del Sudeste el viento arrastra mugre y garúa, garúa adentro y afuera, sentís el alma encarnada en un anzuelo y del muelle al fondo rezás por verla una vez más. Un contenedor enorme te espera al otro lado de la puerta y sabés que la noche va a ser buenas noches y buen día, buenas tardes, y buen viaje. Inclinás la silla y dejás las piernas reposar en el vértice de la silla, tirás los dados, juntás las cartas, viajás de ida y de vuelta en una lancha sin motor, y volvés a la tierra en la que los cerdos se revuelcan y rien. El río se vuelve arroyo y vos te volvés niño, jugás a chapotear con piedritas, buscás el anillo, buscás el sentido, a tu alrededor la confianza se va desperezando, despertando, te sentís algo vacío, solo, sentís que estás hundiéndote, apretás un botón, tomás dos pastillas, las dejás bailar en la palma, y a la boca. El agua calma, el río crece, el Sol empieza a asomar con vergüenza y vos respirás el frío que te despertó con una gran noticia, o diez pequeñas, y vas despacio al pasado, al futuro. Aunque todos pidan siempre más de manera egoísta, aunque las condiciones no favorezcan, vos levantás la cara y dejás que cada gota, regalo de la tormenta, te acaricien la frente, las mejillas y los labios, y empezás a verla entre las sombras, sabiendo que no está ahí, que de hecho, ahí no hay nadie, pero llevás las manos a los bolsillos, con el cigarrillo en la boca, apoyás la espalda contra un árbol y cruzando las piernas cerrás los ojos y te dejás empapar. La actitud vuelve de a poco al exterior y como si la peor de las corrientes la arrastrara, te electrocuta en un parpadeo. Trataste de no extrañar, extrañaste, intentaste no gritar  y gritaste, y cuando era mierda en una palabra, encontraste las palabras para escapar, y por primera vez escapaste, sin mover un milímetro, sin abrir los ojos, sin dejar de sentir como el agua te congelaba mientras te cuubría. Por primera vez, como si ella fuera tu alrededor... Recordaste que tenés que matar, morir y nacer, por ella, por todos, por vos.


Desde acá, a cada lugar donde lo lean, gracias por las 2970 visitas.
Desde acá, a La Plata, gracias por la vida.
Desde acá, hasta el final, gracias por seguir ahí.




Will.- Saint.-

Soy feliz viéndote dormir.

El cuerpo de mi guitarra en vela ausente de intérpretes, carente de expresión recostado en mi cama sin prejuicios permanece, espera al Sol, espera un cable a tierra. Y de los cables asoma una luz, y de la luz un acorde, y del acorde el agua, las flores nacen, las flores mueren. De las penas olvido y de los vasos medio vacios una botella en huelga, de tí una estrella, de mí tu aroma. Piedra tras piedra apilo historia, papel tras papel amor, en cerámica veo tus ojos, y tu piel, tan poco fría se vuelve motivo. Hoy abrí los ojos cuando todavía era noche el exterior, hoy otra vez desperté pensando en vos, me sonreí entre dientes y frazadas, me miré en mi reloj, me dije "Saint hoy no podés caer" me ayudé a permanecer en pie. Me lavé los dientes con con pasta y mateína, me dejé abrazar por el tabaco, lo cambié por tu recuerdo y fue un placer sentirte mia, me puse firme y otra vez empecé el mismo día. Vi como todo va cambiando, como el río se acerca y qué más quisiera que tenerte conmigo reina, me dejé arrastrar hasta tu ausencia y tu recuerdo fue otra vez alivio. Maro me dijo una vez que lo valías, Maro siempre tenía razón, aunque lo supiera yo desde siempre, Maro me empujaba desde atras cuando temía. Hoy Maro no está, y vos seguís valiendo la pena y el esfuerzo, hoy tantos se fueron, y vos seguís con tus virtudes entre mis brazos durmiendo. Hoy creí que podía llorar un rato, pero alguien me empujó como antes, no, Maro sigue lejos, y vos seguís valiendo todo, fue el Santo que no reprimo quien por su dama y su historia, su mentora y sus soportes, su espada y su jazmín, hoy pelea como siempre.

Sigo peleando por ser el hombre que pretendo, el hombre que merecen, el hombre que forjaron, el hombre que disfruto siendo.

Sinceramente, mucho más que otras veces...

Saint.-


Mañana me voy al río, espero que entre estrellas, verde y tu falta, muchos textos en tu honor sean paridos.

Te amo mi vida, pero no como amo a tantos otros, el tuyo supera todo.

Buen final de semana, buen fin de semana, buenas vibras, Carpe Diem, Tempus Fugit.

Felices 18.

Ésta es una de las maneras que tengo de ser el primero en saludarte, en desearte tengas un muy feliz cumple, son las 00:00 exáctas al momento de postearse esto de manera automática, y ni idea cuándo vas a leerlo en realidad, pero es como un grito que nunca alcanza a ser oído, o como lo dice aquel acertijo, el ruido que hace un árbol al caer cuando no hay nadie para escucharlo.

Nacer, crecer, morir. Nacer, crecer, crecer, crecer.... Nacer, crecer, morir, conocerte, renacer, crecer y seguir creciendo. A diario me pregunto qué seria de mí sin vos, y me cuesta figurarme una situación en la que no estés presente, me cuesta aún más pensarte y no sentirme agradecido, me siento tan bien, aunque cada vez sean más las cosas que me faltan, me siento bien. Me ayudás a crecer y a seguir cuando todo se pone más difícil, y me das amor, lo cual es todo un detalle. Demostrás a cada instante que las presunciones no existen, porque cuando logro comprender tu grandeza, cuando creo que ya la descubrí, me enseñás otra virtud, otro motivo de enamoramiento.

Gracias es todo lo que tengo para decirte, gracias por compartir conmigo todo lo que compartimos, por enseñarme, por aprender, por dejarme cuidarte y todo lo demás, gracias por ser parte de lo que puedo catalogar como una etapa hermosa gracias a tu compañía.

Gracias por apagar en gran medida las penas que no me dejaban dormir, gracias por ayudarme a vivir con fantasmas, gracias por dejarme ser.

Te amo, y una vez más, feliz cumpleaños mi amor, sos una gran mujer y estoy muy orgulloso de vos.


Will.- Saint.- Principito.-

Amo.

Se va, una puerta se cierra tras todo y se va, y no tenés nada más que hacer que mirar y esperar. Se va, se va sin gritos ni caprichos, abre la puerta y se va. Te quedaste sin palabras viéndola partir mientras pensabas en sus últimas palabras, en la última mirada, sentís que podrías morir en ese instante, pero callás, y la ves mientras se va. No gira para explicar, habla mientras huye de la verdad, se va, y vos sentis que no podés respirar. Se va como todo lo que día a día caduca, lo que encuentra su fin en un sonriente destino; maldición, su risa es contagiosa, no lográs entender el por qué de tu exitación pero cantás, te das la vuelta, le das la espalda, cantás más fuerte y ahora sos vos quien sonrie, somos cómplices el destino y yo, somos uno con la esperanza sin razón, sonreís de nuevo, apenas girás la cabeza y seguís hacia adelante, feliz, solo, mirás al techo nublado, guiñás un ojo, mirás al frente y media sonrisa se dibuja otra vez en tu boca, en el fondo, en tu piel, en tus manos y tu voz, sabés que pronto volverá.


No voy a decir nada todavía.


Amo. Qué tan malo puede ser eso?

Will.- Saint.-

Dentro y fuera.

Intenté mirar con tus ojos, pero una especie de manta nebulosa cubría todo cuanto veía, se me ocurrió que en tus oídos todo podía estar más claro, pero claro, no lo estaba, los sonidos entraban por una pequeña puerta, se tambaleaban y caían al suelo dejando sólo el ruido sordo de su peso golpeando en tí. Corrí desesperado hasta encontrar el monitor que indica las sensaciones que el tacto deja, y lo encontré apagado, no había mucho por pensar, me acerqué a tus manos y me senté sobre ellas para observar que tanto estabas tocando nada, te ví intentando percibir algo, pero por supuesto, tu piel nada sentía, horrible sensación.
Pensé en tu mirada nublada y miré tus ojos, ví humedad, lágrimas, noté que se movían casi desesperados de un lado al otro, como buscando una señal, un algo que de algo te sirva, pero encontrabas nada, o no notabas que ahí estaba todo lo necesario, tus oídos parecían tener cuchillas, cada cosa que a ellos llegaba era asesinado por el malestar y perecían en el vano intento de alcanzarte, ni una sola palabra lograba acercarse a tu mente para aliviarte, y tus manos, casi desmayadas, desyemadas, desilusionadas, permanecían en estado de coma, insignificantes, aburridas y tristes.
Salí de allí, salí de tí, me alejé y grité con todas mis fuerzas, nada pasó, me puse frente a tí y salté agitando los brazos, pero demonios no me viste, me escabullí entre tus dedos y los moví acariciándome, los pateé y los mordí, pero seguías en tu trance.
Me incliné y cambié, te abracé completamente, casi evitando que respires, y mis brazos entorno a vos se transformaron en seda, en abrigo, en un inmenso yo.
Luego de un largo y tedioso minuto medio, logré oir de fondo una ténue pero sincera respiración y me percaté de que allí estaba todo lo que necesitabas, aire, sangre, existencia.
Entendí que tus ojos abarrotados de lágrimas no son de suma importancia, que los sonidos que te rodean podrán ser solo ruidos molestos y muertos que jamás consiguen que les prestes atención, y que tus manos pueden o no sentir lo que entre ellas pueda haber, pero ahí, adentro, muy en el fondo, sigue estando todo lo realmente esencial, el aire, el tic tac de tu corazón, las raíces de lo que la vida te fue dejando para crecer, ahí hay más soluciones de las que un mundo entero en mil años va a necesitar, porque ahí estás vos, donde siempre estuviste, la belleza natural, la magia, la gente, esos que hoy, como yo, intentamos brindar calma, una mano, una melodía que despierte tus sentidos, una sonrisa que aplaque el llanto, una palabra escrita en lo que debería ser un papel.
Ahí estamos, acá estoy, para mi novia, mi amor, quien me necesita y extraña, a quien necesito y extraño, a quien amo con locura.
Ahí estamos, acá estoy, para Euge, que es como una hermana y siempre fue y será igual, porque no tengo idea qué puede estar pasando, pero si ella sufre, yo sufro, porque si ella olvida sus raices, todos estaremos muertos.
Ahí estamos, acá estoy, para Pato, porque se lo merece por estar ahí, siempre.

Ahí estamos todos los que día a día hacemos y decimos, sentimos y leemos, para los que a cada segundo nos preocupamos, acá estoy, quien escribe, para su amor y su dama, para su hermana de alma, no de sangre, para su amigo, para un colega.

Acá estoy, para todos ustedes, me necesiten o no.

Como hace años lo dije, los héroes no nacen en situaciones favorables, hoy, que todos estamos entre cuerdas, es un buen momento para renacer héroes.



Will.-

Buen día, mañana, un año más viejo, un año más viejo, más sabio, o más estúpido, pero más enamorado, más hermano, más amigo.

Buenos días a todos, aunque no lo parezcan, aunque no lo sea, hagámoslos BUENOS DÍAS.