39 Palabras, 300 textos.

Hace tiempo encontré por ahí una serie de imágenes con palabras "poco usadas" y sus definiciones y me pregunté si podría cerrar una idea general y construir un texto completo usando todas, devolviéndolas a la vida, dejo detalladas las mismas y sus significado, pensé que sería algo interesante para esta, la entrada nº 300 del blog.

Gracias por todo!

Primero, las palabras...

Efímero: Aquello que dura por un período muy corto de tiempo.
Superfluo: No necesario, que está de más.
Inefable: Algo tan increíble que no puede ser expresado en palabras.
Inconmensurable: Enorme, que no puede medirse.
Etéreo: Extremadamente delicado y ligero, algo fuera de este mundo.
Sempiterno: Que durará siempre; que, habiendo tenido principio, no tendrá fin.
Petricor: Es el nombre que revibe el olor que produce la lluvia al caer sobre suelos secos.
Perenne: Continuo, incesante, que no tiene intermisión.
Ojalá: Denota vivo deseo de que suceda algo.
Luminiscencia: Propiedad de un cuerpo de emitir una luz débil, pero visible en la oscuridad.
Compasión: Sentimiento de pena, de ternura y de identificación ante los males de alguien.
Mondo: Limpio y libre de cosas añadidas o superfluas.
Infinito: Que no tiene ni puede tener fin ni término.
Ademán: Movimiento o actitud del cuerpo o de alguna parte suya con que se manifiesta disposición, intención o sentimiento.
Época: Un período de tiempo determinado en la historia o en la vida de una persona.
Bonhomía: Afabilidad, sencillez, bondad y honradez en el carácter y en el comportamiento.
Soledad: Un estado de aislamiento o reclusión a ratos perfecto.
Resiliencia: Capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos.
Melancolía: Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, que hace que quien la padece no encuentre gusto ni diversión en nada.
Nefelibata: Dicho de una persona soñadora que no se apercibe de la realidad.
Melifluo: Un sonido excesivamente dulce, suave o  delicado.
Elocuencia: El arte de hablar de modo eficaz para deleitar o conmover.
Efervescencia: Burbujas en cualquier tipo de líquido.
Ataraxia: Imperturbabilidad, serenidad.
Olvido: La acción, voluntaria o no, de dejar de recordar.
Iridiscencia: Fenómeno óptico donde el tono de la luz varía creando pequeños arcoiris.
Limerencia: Estado mental involuntario, propio de la atracción romántica por parte de una persona hacia otra.
Acendrado: Puro. Sin macha ni defecto.
Arrebol: Cuando las nubes adquieren un color rojo al ser iluminadas por los rayos del Sol.
Sonámbulo: Una persona que camina dormida.
Serendipia: Hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta.
Alba: Primera luz del día antes de salir el Sol.
Epifanía: Un momento de sorpresiva revelación.
Incandescencia: Luz producida por altas temperaturas.
Nostalgia: Pena de verse ausente de la patria o de los amigos.
Inmarcesible: Que no puede marchitarse.
Aurora: Luz ténue y en tonos rosados que aparece justo antes de la salida del Sol.
Desenlace: La resolución de una historia.
 


 Ahora sí, el texto.




De la mano de otro loco que anda como si todo fuera poco, como si nada existiera fuera del pozo me llegó tu perfume al foco, se encendió la luz y como el tiempo nos pasó por encima, tuve que buscarte debajo de los escombros del sexo derrumbado, nos fuimos sumiendo en las alcantarillas del letargo y en el melifluo resurgimos como un fénix de vanguardia, nefelibatos de estación entre nefastos de almanaque, necesitados de la pasión y abordados por la limerencia del caso, culpa del olfato, del tacto, del gusto que nos encontró borracho de lívido y sin zapatos, desnudos desde los pies a los temblores del contrato, arrebato al arrebol del un sonámbulo del alba, epifanía compuesta en la nostalgia inmarcesible, dame una gota de tu flor y tu recuerdo será voces engalanando mi triunfo, fueron cien fuegos de la celebración y otros cientos del orgasmo sempiterno, cultivo perenne de reflejo iridiscente, tu cabello etéreo, acendrado y eterno.
Aunque al desenlace la aurora diga "Basta, el juego ha acabado" la ataraxia de los cuerpos vestirá de resiliencia el olvido de una época de elocuencia y mondo, menta y calabozo, una pinta en "Nunca Jamás", o un tabaco en Gibraltar. Soledad y compasión, un infinito ademán de ser bonito el elemento que te vuelve inefable, inconmensurable. El tiempo es superfluo, el viento adorno, el periplo un cuento y tu compasión un contorno, tu verdadero fondo es el fuego de tu exterior. Ojalá la melancolía fuera tan efímera como el petricor en un verano ausente, ojalá no hubiera encontrado en mi camino a la guerra tu paz, serendipia, quizás fue tu complejidad, tal vez bonhomía, la efervescencia de mi sangre si andas cerca, la luminiscencia de la luminosidad de tu incandescente, de los textos a las fuentes, de las calles a los puentes, de afluentes divergentes en océanos diferentes, de errores latentes y grandes referentes como caderas que divierten, supe hallarte entre los castillos que se desmoronan en la moralidad de las moralejas de carteles. En tu boca sin colores y tus ojos llorando fuerte sigo soñando con verte, seremos reales en alguna realidad, la nuestra o la de los demás.-



Tigre.-

1 comentario:

  1. Me encanta y mucho! Es lindo ver algo distinto de vez en cuando, y gracias por ahorrarle a una ignorante el diccionario. Te amo

    ResponderEliminar