Navegar en verbos.

Detente, observa mis manos y mira al frente, sustento de fantasías, vuelve a tu trance, gimiendo como lo hacías. No dirás el nombre de Dios en vano ni esbozarás blasfemias en rituales paganos, verás mis dedos y viajarás en el lomo de un hombre armado, pecarás con él sin importar su credo o cuánto calvario conozca en tu suelo sagrado, acepta su ofrenda en la curva de tus piernas y el prólogo de un libro nostálgico, serás profesional y el recuerdo orgasmo. Huye, voltea y cierra la puerta, procura esta vez dejarme dentro y no del lado donde aún vea tus piernas, donde huela la vida y admire la belleza. Calla mis labios, ora mis salmos, adora mi canto y en la tormenta de verano fusila en un viento y un rayo, ven a mí y en el abrazo del milagro llora las penas que duermen en un vaso y bailan varadas en Borges y Sabina, duerme mientras dibujo en tu fantasma el contorno de mi travesía, una tarde cualquiera en un andén de tantos serán principio y final de un anochecer bizarro, bañados en historias dos pares de ojos han navegado, cumplido meses y aniversarios, recuerda y recuerdo, la loca y el esclavo de su miedo, el loco y la mujer llena de silencios.

Me levanto y para eso mil veces me caigo, me río de mi risa, me río del llanto, me hablan de grandeza más conozco tu velo, he besado tu manto, me duermo en tu canto y despierto en desteñidos verbos arcaicos. Escribí mil frases mientras dormías, las guardé para cuando te fueras, aún en tu ausencia dentro de mis letras seguirías siendo mía y pensaste que te alejabas sólo por tomar distancia, el tiempo te diría lo equivocada que estabas, tanto así que hoy, hoy alborotamos sábanas. De Enero a Enero brindamos en copas, en vasos, tu brindaste en mi vientre, yo brindé en tu espalda. Enero ha marchado, Febrero permanece lesionado, Marzo anda rengo por tu lágri
ma y en esta partida solo pierde quien se sienta despreciado, despreocúpate, sigo sintiéndome un tipo afortunado.

Flores, Boedo y sus deudas, salta el punto, salta la banca, salta el hombre por felicidad si sonríen las estatuas. Le he pedido a las palabras que se vayan hasta que ya no pude evitarlas, es que Lola, si me faltan tus caderas me faltan las balas, sin tu ropa por el suelo escasean mis ganas, mis guitarras se duermen sin tu arrullo de madrugada. Lola, dame mueca y dame fragancia, dame astucia y dame infancia, dame de tus pulmones el suspiro y tu astucia financia, de tus brazos el enroque y entre ellos sofoca mis decisiones, huelo a vida pero de mis manos escapa, temo decirte que todo cuanto existe tiene destino en la nada, excepto tú, claro, que al estar aquí plasmada la eternidad tienes asegurada.



Tigre.-

Magos Y Reyes.

La pasión es algo que desde que se hace presente en nosotros hasta el día en que nos abandona teje una red inmensa y fluctúa por doquier dejando de sí lo mejor y lo peor que podemos obtener de ella. La pasión nos abraza, nos envuelve, nos abriga y nos enferma, nos hace adictos a sus métodos y a sus resultados, nos sentimos vivos y esclavizados por sus caprichos y sus fantasías, nos da ganas y motivos, la adoptamos con amor y desenfreno, intentamos plasmar en algo real todo lo que en su bondad nos pone al alcance de la mano. 
Pasión es lo que nos hace sentir vivos y creativos, magos y reyes, creadores sin barreras, con ahínco, con ilusiones, es ella quien gesta el amor desenfrenado y justifica nuestros pecados, en su nombre desenvainamos nuestras armas más letales y es que, vale cualquier pena un beso apasionado, vale oro en el mercado una composición o un trazado de pincel mojado. Una noche en un bar alejado oí decir a un hombre que su pasión se había esfumado, fumando tabaco mal armado y con bigotes de amarillo pintado hablaba del día en que su amor dejó su cuerpo, la describía y con un dedo maltratado rascaba su barbilla, ocultaba una lágrima perdida en su mejilla y daba sorbos sordos a un vaso de agua tibia, negaba su locura y aún más su fuerza, "Mi pasión se fue con ella" repetía y era normal, en esa mesa él era el único que no notaba su fantástica manera de nombrarla en mil detalles, era como si no fuera él quien hablara, como si la mujer que tanto amó y ama desbordara en letras por su voz ronca apasionada, sin importar qué tanto azotara la tormenta fuera y que las luces parpadearan el ensimismado nos daba cátedra de cómo componer en prosa, el tipo del piano, otro notario y notable apasionado sabía cómo repatriar aquellas narraciones en tu cabeza con melodías al alba. Yo cantaba, por aquel entonces con algo más de pudor y rechazo a mis pasiones, escribía para abollar historias y sentirme frustrado por la ausencia de gratitud por parte de mis letras, claro está, culpa suya ninguna, nadie me había extirpado la pasión ni robado mis musas, yo era como el tipo de aquel bar del país vasco.
La pasión siempre está ahí, se camufla y reversiona, puede morderte en la música, picarte en la pintura, hacerte el amor en la literatura, conquistarte en el viajar o abordarte de mil otras maneras, siempre está a la espera de que la encuentres y te entregues, por momentos parece ausente, suele no ser compatible con la desidia o la resignación, estuvo ausente alguna vez en mi colchón, pero Pasión volvió y así volvió de mí mi mejor versión. 

La recuerdo volver, en un viaje corto, en un andén, en un giro extraño y en una pinta de sus ojos miel, en el consumo indiscriminado del veneno de sus labios de almendra y su cabello recién cortado; me re encontré con todo aquello que no había escrito, Pasión me atravesó el pecho con su respiración fuerte y agitada, respiración apasionada, escribo a tropezones porque me tropiezo con sus piernas desnudas en mi sueño recurrente, mis manos duelen cuando le escribo, no duelen por cansancio, duelen por no tenerle siempre, beber de ella es beber cianuro del Santo Grial, vivirás y vivirás infinitamente , pero el veneno correrá por tu alma siempre, sufrirás y serás feliz tantas veces hasta que no las recuerdes, llorarás como aquel tipo por haberla perdido y pintarás obras maravillosas mientras esté presente, te volverás y se volverán inmortales porque viviendo con pasión, se vive eternamente. 
 
Tigre.-

 Perdón si tiene errores de algún tipo, está escrito al paso durante el viaje. Nos leemos pronto!