A por todo, o por nada.

Sobre la mesa una caja pequeña envuelta y engalanada con un moño cuidadosamente colocado, dentro de ella guardo millones de años, años luz que me devuelven al lugar al cual siempre pertenecí. En ella guardo las penas peleadas, las piernas ajenas y las almas dentro de una lámpara, tengo el cielo en su interior, tengo la esperanza de volver a rugir sobre el torso desnudo del placer y a gritos imprudentes cantar al viento mi mejor oda.

Tengo un portal más que ayer, tengo una vara que hace magia si sabes cómo utilizarla, tengo una fuerte sensación de que algo olvido y de que por momentos el tiempo se mueve más que un Koi en busca de convertirse en su mejor versión. Tengo la espalda algo maltratada, pero puedo abrirme paso entre cientos si así debo, tengo guitarra, canción y temor espontáneo, tengo un manto, es celeste y blanco, algunos le dicen bandera, mentira otros tantos.

Dicen por lo bajo los niños que hoy llega Santa, pues tantas putas he tenido que de si de santas se tratara no las reconocería ni inmaculadas ni vestidas con sotanas blancas. Puta mi suerte, puta la muerte, puta la espera que sobrevivo para volver a verte, puta la manera tortuosa con que escribo mis textos, puta la vuelta de la vida que se llevó lejos a mi lado más fuerte.

Tengan ustedes felices navidades, con quienes puedan, quienes deseen, yo desde mi esquina extrañaré a mi rubia, su manada, los amigos más felinos, las morochas más preciosas, las castañas y la miel. Extrañaré quizás a mi tía, no la de sangre, la de las uñas largas que no la dejan tocar la guitarra y toda, TODA su gente, sus hijos e hijas postizas, su fiel manera de escucharme y confiar. Extrañaré gritar al mundo lo feliz que a veces me siento, escribir en plazas azules o ríos plateados.

Camino a orillas del mar pensando en no querer imaginar, no querer continuar escribiendo y en aprender a nadar, aquí sigo, escuchando un disco viejo en vísperas sagradas, regalos perdidos y pulseras imposibles, pensar en nada no es pensar, llorar por ausencias no es cobardía, es memoria.

Felices fiestas, Navidades y Año Nuevo, feliz semana, Diciembre y el resto que les quede por transitar, felicidades a todos!


Neuronal Revolution.

Tigre.-

Por siempre en letras.





La gloria es cuando tus zapatos golpean el suelo alfombrado y las excusas no son cargo ni culpa, la gloria de saberte aún pendiente de mi canción, de mi texto y mi expresión, la gloria de perder la cordura y la noción, la gloria de volverte a ver por primera vez, la gloria es el cielo en tus ojos miel, el suelo a tus pies, tu piel infalible y cuerdas de seis en seis.


El cable a tierra es una buena excusa que no pretendo obviar ni descartar, mi saco arrumbado a espaldas de un sillón pretende esperar ansioso el final de la película, las metáforas son tan peligrosas como el silencio a la hora de confesar, las madrugadas son tan pesadas sin tus piernas encerradas en mis piernas, sin mi canto en tu elegante paso, sin tu pelo por doquier.

Vuela, que te lo pide Paul, vuela con alas negras y eclipsa desde la Luna hasta la sal del mar, vuela y no pienses en volver atrás, que la gloria es verte alzándote en la eterna profundidad del infinito que se despliega desde la gloriosa catedral hasta la esquina de antiguos edificios marmolados, vuela, que tu silueta inaugure ésta, mi nueva esperanza de perderme contigo y sin mí.


La gloria de tener tras soñar, de nunca, jamás dejar de creer, de no creerse ínfimo por más gigante que sea el mundo o el objetivo. La gloria de dar la vida, dejar el aire y la sangre por una mujer, por su bien, respetarla y hacerla respetar. La gloria de que la ignorancia de la que hablan sea cátedra en otras realidades, sea magia en otras ciudades, sea huella y fábrica de maravillosas anécdotas, la gloria son tus ojos escuchando esas historias, la gloria es tu piel desnuda, sin pinturas extrañas, sin ropas falsas ni falsos prejuicios, la gloria es permanecer vivo en sus latidos, y viceversa, después de todo según dicen...

"Si un escritor se enamora de ti, nunca morirás."



Si les gustó, por favor compartan el post, el blog, si no les gustó, prometo intentar hacerlo mejor la próxima :).


Que empiecen muy bien el fin de año, que tengan toda la suerte del mundo en sus finales y demás, muy pero muy buenas vibras a todos, de corazón.

Tigre.-

Ausente, aunque en cada lugar.

Pueden decirme quizás que mi voz y  mi capacidad para cantar son escasas, que el aire en mis pulmones no alcanza para entonar y mantener un bemol. Pueden negar que soy un buen dibujante, que no tengo buena vista ni atención a la hora de encontrar detalles relevantes.

Puede que aseguren que no nací para escribir, que me repito y redundo más de lo que en realidad compongo, o que no tengo estilo definido por ende soy falto de actitud. Pueden hablar durante lustros sobre mis defectos o la falta de virtudes, pero gracias al cielo nadie puede negar que amo lo que hago y hago lo que amo, que el negro en mis nudillos es el grafito en mis latidos, que el óxido en mis yemas el vibrato de mis cuerdas vocales. Pues que no se diga entonces que soy, que no soy, que pretendo, que intento, pues quien sea mejor que yo que de un paso al frente y nos eduque entonces para ser mejores a su sombra y quien pueda demostrar que el pulso de mis muñecas no está lleno de pasión que lo haga y se atenga a lo siguiente, el duelo que estoy dispuesto a sostener para demostrar que en la vida pueden callar mis gritos de alegría obligándome a guardar secretos que terminan siendo tortura, que pueden hablar una resaca completa de lo que el mundo ve y quiere ver de mí, que pueden creer que el tigre no ruge como antes desde que Maro no está, pero tendrán que decírselo a los ojos a ese mismo Tigre que no quiere callar sus gruñidos, ni relajar su ceño fruncido, no mientras nadie pueda robarme el recuerdo de mi abuela, ni las sonrisas que les robé mientras lloraban esos que me dan vuelta la cara.

No, no puedo estar en dos lugares a la vez, ni puedo ser el que salve o cure la malaria o al Vesubio calmar, no seré yo quien convierta en vino agua o en pan las piedras, pero sigo dando por sus días los mejores de los míos, por sus buenas noches el desvelo de mis pupilas y el día que no esté, ese día cada uno tendrá algo que decir de este pobre artista.

No puedo estar en dos lugares a la vez, es físicamente imposible, pero puedo estar en tus sueños al llover, en tu amanecer al sonreír, en tu cuaderno al aprender y en tu espejo al volver.

Tigre.-


Recurrir a los sueños.



Tengo un sueño recurrente, un sueño que va de departamentos prestados por tristes benevolentes, ubicado en un lugar conocido aunque poco frecuente, uno con una entrada no muy amplia, menos aún acogedora, no tiene sillones ni recepcionistas, pero hay quienes dicen que allí el lívido es moneda corriente y hay cambio con la monotonía. Un edificio de ascensores pequeños, antiguos, con indicadores gastados y sin espejos costosos y relucientes, con pasillos sin alfombras ni nombres en placas, ni reyes ni bellacos, simplemente un edificio, normal y corriente.

Tengo un sueño recurrente, lo es porque cuando aparece es allí donde me encuentro, aunque no esté siempre con la misma persona ni vaya por los mismos motivos, siempre el mismo edificio cuando entro, siempre la habitación 207, nunca sé dónde estaré al salir ni cuándo volveré pero entre sexo, desilusión y fuego siempre tengo algo para alimentar el sueño nuevo.

Entramos de la mano, su vestido cubre sus pies desnudos y nos sacudimos contra las paredes a besos perpetuos, nos reímos de quiensabe qué, nos mordemos sin tregua, oímos hablar a los locos de verdad, los locos que hablan, los que cantan, no vemos más que una bruma sucia y ropa desarreglada. Ella tiene los labios pintados de rojo, o al menos alguna vez los tuvo, yo tengo mi cuello carmesí, creo recordar que tiene un labial similar, no tenemos tiempo para contar pecados, Madrid perdió las mañas y en Francia Lola y yo fumamos en silencio.

Tengo un sueño recurrente, va de emblemas, empleos y embrujo, va de impunidad y Ron con lima en el suelo de aquel piso. Tengo un sueño desde no recuerdo cuando, me visita sin motivos ni permisos pero es un sueño exclusivo, él es mío y yo soy suyo, la pasión con la que lo vivo, con la misma que escribo, la elegancia de su atuendo, la provocativa sonrisa de su bretél caído, su pecho colorado y sus muslos que me tienen perdido.


Tigre.-

Sueños y temores.

El niño cierra fuerte los ojos, quiere dormir y no puedo, quiere soñar y no duerme, el niño sabe de celos, sabe de esfuerzo, sabe de puertos. 

Al Sol brillan las perlas rojas de un collar usado, dueña de un amor despiadado, artífice de un antes sin después, de un ayer sin "Quizás" y una promesa de escribir de nuevo alguna vez.

El niño teme a la tormenta, aprieta los puños para no temblar, siente la fuerza de la luz de los relámpagos, siente la vibración de los vidrios por el tronar de los cielos, imagina a los dioses furiosos, plasma su miedo en trazos de tinta en su imaginación, un Lirio sobre una mesa, una vitrina sin trofeos, una mujer sin marido, un feliz día a una madre, una maestra de alguna vez, un viento gritando en busca de cambio, un alma al alba, un contrato con la falta de calma, odio y perpetuidad en el divorcio de los bocetos, los ases rojos, los dados perdidos, la suerte abundante, su amante, la soñadora ambulante, la doctorada en sonetos falsos, el rubio ribete en el más fiel estandarte.

La zorra a la sombra de un árbol le cuenta una fábula a los pasantes, historias pasadas, presentes, eternas, legendarias verdades, franquezas deslumbrantes, recuerdos fascinantes.

Ámbar, miel, cristal, azul y nacarados, no deja de escribir entre estallidos y espasmos, entre cruces nefastos y lámparas de celofán morado, su día comienza nublado, su corazón exaltado y su marco dorado.

El niño teme, como temen los mayores, pero él no deja de escribir, compone en adversidad, respira humo viejo y perdido en el ambiente, supera supuestos, evade complejos, afronta obstáculos y se vuelve un cantor, un cuenta cuentos, un soñador. El niño la oye cantar en silencio y le profesa amor eterno, oculto y predilecto, lo grita a ocho vientos y dos voces, separa los párpados y lo enceguece el resplandor, es el Sol que lo recibe, es otro día en la vida del niño que no es niño sino un señor, un caballero que teme pero lucha, que afónico canta, perdido encuentra el camino, ama a la distancia y escribe dormido.


Feliz día a todas ustedes, madres nuestras, de nuestras madres, de nuestros padres y nuestros hijos, madres de nuestros amores y amores con hijos, feliz día mis madres, ausentes o perdidas, feliz día a las futuras, gracias por la vida y todo lo que traen.



Tigre.-

Miradas de vidrio

La puerta se abre de un golpe, la luz artificial de una lámpara escurre apresurada por salir, junto con ella Lola, su pelo alborotado y sus pies descalzos, su cara empalidecida, su expresión de pánico, sus ojos mirando al frente sin intenciones de ver atrás.

Dobla y toma el pasillo hasta el final, agitada presiona la mandíbula con ganas de llorar o gritar pero no hace nada más que andar, baja la escalera sin pensar en las curvas, llega al comedor y detiene su carrera, ahora sí se gira sin poderlo evitar, grita como aullando y en su cuello se alzan las marcas de la desesperación, vuelve su mirada al frente y se toma los cabello pensando si morir o matar, si correr o llorar, sale del letargo del que está sujeta, reconoce el paisaje nuevamente en un parpadeo nervioso y una sacudida de cabeza, no puede dejar que el miedo la controle, no puede parar. Empieza a correr otra vez y se siente acorralada incluso en su propio hogar, como si las paredes siempre fueran las mismas, los pasillos eternos, las curvas un círculo y las escaleras infinitas.

Cruza un marco, de un portazo se encierra en un cuarto alumbrado por un tenue color anaranjado de un velador encendido, sigue su carrera hacia un rincón, se hace un ovillo de terror en una esquina y se pregunta por qué no seguir corriendo hacia fuera, por qué encerrarse, sacude su cabeza sin poder creer su error, sus ojos pardos brillantes e imponentes son ahora lagos de temor y sus orillas desbordan de intentos por no romper en llanto, no se oye nada, pero por debajo de la puerta se ve a la luz jugando con sombras nefastas portadoras de mal augurio, cierra los puños aplastando a la desesperación y presiona sus piernas contra su pecho agitado, un golpe en el suelo logra hacerla sacudirse y gritar ahogando su pena en su ropa de dormir, vuelve a gritar y hunde sus dedos pálidos entre su pelo tapando sus oídos, sabe que hace mal, que resignarse no ayuda a superar obstáculos, que asumirse perdido no encuentra una salida y que decidirse muerto no vuelve la vida más fácil, mira el techo, golpea su nuca despacio contra lo que tiene detrás, otro golpe la hace fruncir por completo su gesto, sus ojos y nariz se acercan como para contenerse unos a otros.

Algo la espera fuera de la habitación, la falta de claridad bajo la puerta delata su posición, sus intenciones, no hay picaportes que se muevan lentamente ni crujidos, no hay salida ni títulos tras esta película, no hay príncipes azules ni héroes vencedores, en su cara desbordando de horror se ve la luz del destino cruel, sus párpados antes inseparables son divorcio ya, de par en par se separan hasta no poder más, como en tantos otros casos el grito más histérico es el del final.

Silencio, claridad en su expresión resignada, se reincorpora de un salto como si nunca se hubiera estado preparada, como si ahora, de repente se negara, la ataca la duda, entrecierra los ojos y focaliza, mira alrededor y suspira como si fuera el primero tras dejar el vientre de su madre, como si hubiera vuelto a nacer.

Sus labios finos se encorvan como desperezándose esbozando una sonrisa de placer y sus dientes espejan la luz del Sol, se gira y ya con sus pupilas irradiando el placer de estar viva estira sus brazos con actitud despreocupada, se sienta al borde de la cama, le sonríe a un pequeño muñeco de cabello negro y ojos de vidrio color rojo homicidio, suspira aliviada, como agradeciendo que no esté vivo, que no tenga que huir de él, que todo haya sido un sueño, mira la ventana, se acomoda el pelo tras la oreja y se encamina a desayunar, sin siquiera notar que dos ojos la observan, la analizan, la persiguen, dos ojos no tan vacíos, no tan confiables, no tan inocentes, dos ojos rojos, ojos de vidrio.



Dedicado especialmente a F.C.

Tigre.-




Entrevista 2013



Siguiendo con esto que ya es casi obligación llegamos a la cuarta entrega de la clásica entrevista, Tigre, decime ¿Qué pasa por tu cabeza cuando pensás en eso?

Difícilmente puedo determinar exactamente lo que pienso, es una cosa extraña la que me significa toda esta situación, porque en realidad lo primero que se cruza por mi cabeza al pensar en el tiempo que pasó es cuánto cambió en realidad desde que empecé con esto, creo que es lo que más pesa a la hora de balancear respecto al tiempo, no cuánto pasó sino qué.

Se siguen yendo y siguen llegando, ¿Qué pasa hoy por hoy con el saldo de personas en tu vida?

Sigue siendo positivo, como siempre y hoy, que mi cabeza funciona distinto al resto de las oportunidades en que hablamos de esto tengo que asumir que cambió mucho todo, muchos se fueron, muchos llegaron, otros volvieron, pero hoy es una de esas épocas en que reconozco que nadie se va, tengo más cerca que nunca a los que quiero tener cerca, no en cuando a distancia, sino en cuanto a afecto.

Momento de referirnos a tus mujeres, te escucho.

Hermosas, como siempre, perfectas, amables, cuidadosas, encantadoras, precisas, bellas, ausentes, incondicionales, tengo para todos los gustos, de todos los sabores y colores, mi vida son mis mujeres más que mi existencia real, gracias a mis mujeres soy un hombre.

Números otra vez, de 5.500 a casi 12.000, suplicaste, alcanzaste las 5 cifras y las 6 están a mucho camino de distancia, ¿Qué pensás de lo que hay hasta ahora y qué de lo que queda por delante?

Sobre las 10.000 hice un video en el que creo que  se pudo ver mi sensación, mi felicidad, no por el número en sí, sino por el combo, visitas, seguidores fieles, tiempo. Hay mucha gente que escribe y lo hace muy bien y sin embargo en toda su vida nadie conoce uno de sus textos, tener la oportunidad de que todo esto pase para mí es más que un placer, porque abarca mucho más de lo que parece, por eso significa más de lo que parece también. Respecto a lo que viene, vendrá, las 5 cifras es algo que considero imposible, tampoco pienso ya en eso.

Comentarios hoy por hoy, tu opinión.

Otra cosa en la que realmente ya no pienso, en serio, sobre todo después del último tiempo en que plasmados en el blog hay sólo unos pocos, es la verdad, mas fuera de él la gente me dice muchas cosas de cada texto, vos, Flor, Ro y varios etcétera.

Hoy por hoy, sin pensar en otros años, ¿Cómo clasificás tu manera de escribir?

Natural, lo hablaba hace un tiempo con Ro precisamente, le explicaba/mostraba que es tan espontánea como es posible serlo, simplemente escribo algo y sigo, y sigo hasta terminar un texto, nazca de donde nazca, experiencia propia o ajena, situación ficticia, historia o actualidad.

Contame algo de esto de las lecturas, qué te llevó a eso, cuándo, cómo, sabemos que sos bastante “tímido” para ciertas cosas y al menos yo no esperaba encontrar algo así.

Bueno, nadie lo esperaba, o eso fue lo que la mayoría me dijo, pero yo tenía la premisa de que más de una persona disfrutaba escucharme leer, en su momento fueron los talleres, vos, algún ultra pequeño evento, alguna Flor, Maro y los demás, así que consideré la posibilidad de intentarlo, no tenía por qué no hacerlo y por suerte el impacto fue instantáneo y ultra gratificante, la gente empezó a decirme que si ya los transportaba escribiendo la lectura potenciaba eso y así intenté hacerlo lo más periódicamente posible, lamentablemente para poder lograr algo decente necesito tiempo, tranquilidad, silencio en donde sea que esté grabando y que la tecnología acompañe y todo eso no siempre coincide en un mismo momento.

Tengo entendido que la gente quiere verte más, que se quedaron con ganas después de aquel video de las 10.000 visitas, ¿Qué te parece a vos?

Que están todos locos… Ja! Que esperen supongo, tal y como pasó con las lecturas quizás si hay demanda grabe algún otro video, depende de la gente, no de mí, si ellos lo piden lo haré, sino, no.

¿Tu mejor arma Tigre?

El latido de mi corazón, mientras eso funcione el resto acompaña.

Ahora sí, llegó el momento tan esperado, la entrevista fue corta porque ya sabés qué viene a continuación, la pauta de este año, las preguntas de los lectores.

Te escucho.

¿Papel o virtual? 

Ambas, primero en papel si es posible, después traspaso a formato electrónico.

¿Recordás cuál fue el primer texto “Serio” que escribiste?

Sí, fue hace algo de veinte años, un poco menos, a alguien con quien aún hoy hablo y se llamaba “Nada” 

¿Si podés elegir qué hacer mientras escribís qué es?

Lo que sea pero siempre trato de hacer algo mientras, escuchar música, mirar por una ventana/ventanilla, charlar con alguien, ver un película, porque mientras mi cerebro más desconectado esté mejor veo las cosas que describo.

¿Dónde viajarías si pudieras elegir un lugar para ir a escribir?

¿La Luna? (Risas) Francia, Montpellier. No me pregunten por qué, no tengo idea.

¿Cómo elegís las canciones de fondo para tus lecturas?

Nomalmente dentro de los dos o tres días anteriores a grabar las lecturas escucho mucha música (Más de lo que escucho normalmente) y sobre todo radios por Internet, discos poco conocidos y cosas así hasta encontrar algo que realmente me llegue, lo pruebo, lo edito hasta que me deja satisfecho y lo hago.

¿Cuál fue el texto más triste de todos y por qué?

No tengo ni que pensarlo, “Leyendas eternas”, las despedidas siempre son tristes.

¿Si dedicás un texto a una persona, por qué no decís su nombre?

Cuando escribo un texto pensando en alguien en particular esa persona sabe con seguridad que está “Inspirado” en Él/Ella, pero, si yo además aclaro puntualmente a quién está dirigido cada persona que lo lea va a saber que no tiene nada que ver consigo misma, lo que volvería al escrito mucho más puntual, personal y específico y perdería una de las cualidades que la gente más menciona de ellos, la posibilidad de transportarse, tanto como de sentirse identificado/a con determinadas cosas.

Sabemos que dejás todo en el blog, que dejás el alma en cada texto. Mi pregunta es ¿Qué te deja el blog a vos?

Eso mismo, con esa misma explicación, la posibilidad de dejar el alma en algo, de ser libre, de no tener tiempos ni espacios ni restricciones, ni culpas ni cargos.

Si te pido que releas un texto escrito al inicio del blog y uno escrito actualmente, ¿Qué cambios notás?

El más notorio creo que es la puntuación, puse mucho trabajo en eso, que si bien era un factor que mucha gente catalogaba como distintivo creo que era un punto a tener en cuenta y a mejorar, los demás son más internos, procesos que fueron formando parte de los textos y reflejan de a poco cada estado y cada cambio.

¿Al inicio te propusiste muchas metas? ¿Las cumpliste?

Lamentablemente no, no me propuse mayores objetivos, aunque si lo hubiera hecho seguramente ya estarían cumplidos.

¿Qué es lo que más te gusta escribir?

Cosas cotidianas, con eso es lo que me siento más cómodo, el uso de lo diario me resulta una costumbre casi; aunque me gusta mucho escribir algún que otro cuento de vez en cuando.

¿En qué momento decidiste llevar adelante el blog como algo más serio y no como algo sólo pasajero?

En el momento en que empecé a recibir respuesta de los lectores, eso me hizo sentir que no sólo yo necesitaba escribir sino ustedes también leerme.

Dentro de tu imaginación y tu predisposición para escribir, ¿Cuánto tiempo de tu día pasás en otro mundo?

Esa me causó gracia, todo el día en realidad, vivo en dos universos paralelos al mismo tiempo.

¿Cómo sigue el asunto de la editorial? 

Perfecto, al menos por ahora no se arrepintieron. 

Del 1 al 10, ¿Cómo calificás tu manera de escribir?

¡10 por supuesto! Ahora en serio, 6.


Con esa terminamos, tuvimos que elegir algunas de algunos en lugar de tres por cada quien ya que eran demasiadas.

No me queda más que agradecer una y otra vez por todos estos años de compañía, de lectura, de fidelidad, de comprensión y de respeto, ustedes, quienes me leen, son uno de mis grandes tesoros y son tan importantes para mí como los textos que concibo, a quienes me aman y amo, a quienes me apoyan desde y hasta siempre y pase lo que pase siguen ahí, fuera de este espacio, en mi vida. Gracias a todos los que me mandaron sus preguntas, en serio me hubiera gustado incluirlas todas pero eran más de 50. 

Felices cuatro años Tigre.

Felices cuatro años “Neuronal Revolution Blog.”

Gracias, una y mil veces.


Tigre.-


¿Cuál sería tu pregunta?

Buena noche, tarde, mañana o cuando sea que los encuentre este pequeño texto! Hoy no es un post normal, tengo otro motivo, una solicitud en realidad.

Como saben, para los aniversarios del blog tengo costumbre de responder a la ya clásica entrevista de mi amada Naty, este año se nos hizo algo más difícil llevarla a cabo ya que ella está en Italia y la comunicación se volvió algo complicada este último tiempo, pero algo logramos conseguir, el caso es que a ella se le ocurrió que en lugar de la pregunta "Qué te preguntarías si fueras quien entrevista en lugar del entrevistado" les pida a ustedes, lectores, que colaboran con las suyas, con 3 preguntas (Como máximo, pueden ser 1 o 2) para incluir en dicho texto, por eso me gustaría que quien tenga ganas y tiempo, me envíe a guillermoaldax@hotmail.com si tienen alguna, si son muchas las que llegan elegiré algunas y las agregaré con carácter de anónimas, cada quien sabrá que es suya la respuesta correspondiente. Están TODOS/AS invitados a hacerlo, sin restricción alguna.

Muchas, muchas, muchas gracias, nos leemos el 29 cuando si todo sale bien, publique la entrevista correspondiente a este aniversario.

Buena semana tengan todos y será hasta luego! Espero sus preguntas!!!


Tigre.-

Las estrellas pizpiretas.

No equivale el grito apabullado de un pobre hombre desamorado que el de un Tigre desamparado en el medio de una jungla sin bruma. Lola lo sabe, sabe de Tigres, sabe de desamor, sabe de junglas y de conglomeración, Lola sabe que mientras sea fiel a su mar natal ni en Francia ni en un bar de Paternal podrán decirle cuán lejos puede llegar.


Pongo un banco a la entrada de un ventanal, un pedestal junto a un balcón pintado de un nevado invernal, puse las manos en el fuego por estrellas pizpiretas que vaciaron sus bolsillos a los ojos de los ricos, en los pies de panales de miel entre decenas y centenas, puse la vida en el suplicio final del orgasmo cúlmine, puse tinta y coñac en tu taza violeta.

Lola cuenta la historia del hombre que la dejó vencer en las apuestas, mientras, las estrellas cuentan cómo es dormir con los señores más amables y señores, la vendetta corre por parte de los perdedores, los ganadores son incluso los que mueren sin asumirse derrotados.

Músicos lamiendo de la inspiración que se cuela en los cordones, en las hendijas que se forman entre las baldosas por las que pasan las damas de rojo y las niñas del corso, ellas saben que el eclipse no alcanza, ellas saben que a las 4 a.m. la vida recién comienza, que el juego nunca merma si el néctar no se olvida de la abeja, que por mucho que se oculte y se camufle, siempre hay un santo cuidando su pulsera.

Tigre.-

Sueño antiguo, canción nueva

Debo pedirles perdón por la demora, estas últimas semanas sufrí la confabulación de los contras en pos de mi perjuicio, supongo muchos sabrán el por qué de mi ausencia, quienes no, ya no importa.
Quise grabarles algo para compensar el tiempo y la distacia, por eso les traigo texto y audio, para ustedes, los que aún me leen...

Para todos, mucha suerte, buenas vibras, muchas gracias!


Sueño antiguo, canción nueva.

No necesito a alguien para bailar, como no necesito Sol para amanecer; no necesito ver para creer, creo en lo que amé y no fue, en lo que nunca se dejó vencer, en lo que no tengo y extrañaré.

Reivindicar las pausas, revalorar los silencios, alimentar suspiros y ya no maquillar más llanto, dejar ir el canto, nuestra razón va en ello, el proverbio propio, moraleja antigua, kilates ingrávidos, portales apagados, no somos últimos, no somos héroes, seremos todo y nada cuando las cartas den veintiuno y el reloj las diecisiete, alguien sabe de mí, alguien ya me olvidó.

Arcas, la última fábula, el rey, el santo, la jungla vasta, basta de bastas, a tirar los dados rojos, a gritar las faltas.

Cleptómano cuando de corazones se trata, Robin Hood de miradas sin lienzos ni trazas. 

La oí cantar, recuerdo su voz por lo bajo, giró y dándome la espalda sonrió, lo sé, siempre sonríen, alborotó su cabello y salió paso a paso, nunca la tuve ni la besé, pero me siento más que satisfecho con mi desempeño, sus sueños son míos ahora y también el platónico resplandor de su alma.

La muerte me acarició la frente secando mi sudor, me arrebató el aire y mi característica calma, mas no tomó lo importante, se impuso, dejó su marca y siguió. Para ser honesto, hace años no me sonrojaban los astros como estos últimos días, supongo que debería decir “Gracias”.

La muerte no espera, no acepta monólogos impertinentes, no quiere tu dinero, no quiere tus pieles, no le importan causalidades ni la calle Baker, no quiere saber qué tanto llueve mientras duermes, o si Lola aún se estremece al besarme bajo el diluvio universal.


 Tigre.-


Mundo de ojos diamante.


¡Buen día/tarde/noche a todos! De vuelta a los textos, rápido que no quiero dejarlos esperando, esta vez les traigo también un audio, una lectura, que tiene uno o dos errores y mi voz afectada por el estado gripal de estos últimos días, quería que fuera tal cual lo hice, sin ediciones. En cuanto a la canción de fondo, no sé si tiene un autor en particular, mas está sacada de la banda sonora de la serie "Evangelion".

Sin más, que lo disfruten!






Mundo de ojos diamante.


Tengo la sensación de que me estás mirando, indagando, buscando una explicación.

Descríbeme, reposa sobre el césped y desposa a la noche, con un vaivén de tu mano dibuja mi cuerpo sobre tu palma, ¿Ves acaso el cielo rosado naciendo tras los tejados? Comprende que mi silencio es imprescindible si pretendo mantenerme despierto, si pretendo amarte. Es que pertenecemos al mismo mundo virtual, pero a distintos mundos reales, mundo de ojos diamante, esmeralda y cobalto, mundos prístinos de salmón y platino, como el mismísimo Sol que amarga la estadía a la hora de decirte "Hasta la vista".

Mi acordeón favorito suelta un "Perdón", mi lágrima fría un "Volveré", jamás lo haré, jugué, jugaste conmigo, en esta ruleta hay un sólo ganador, ese soy yo, esa es mi suerte, ganar al fin y al cabo es perder, extráñame, mi sonrisa y mi piel, mi boca sobre tu miel.

Gotas, una tras otra sacuden mi pelo, humedecen mi sien, de mil en mil, de cien en cien, sigues tomando mi mano como si soltarme fuera morir, sonríes, sabes que te estoy mirando incluso sin apartar el foco del frente, parpadeas conforme el rocío procedente del cielo te nubla la vista, princesa de la espera infinita, perfecta en tu fatal inexistencia, medita, Luna llena, almohada fría, lo que vales, lo que temes, lo que piensas en el momento en que miras hacia arriba y me ves dormir despierto.

El río sabe de nosotros mas nos pasa como por decoración, si tu voz no me cantara lo que pido juraría que esto es un episodio de la serie favorita de algún poeta incomprendido.

No deberías hacerme caso, la corriente llevándose las ramas me hace divagar más de lo normal, no deberías besarme así, la sal de los besos bajo la lluvia se esconde entre las ropas, se vuelve pólvora y como un arma dispara, desencadena una batalla, una balada, un texto y una imagen. Se mi estrella, se mi lecho, dime dónde estás yendo mientras beso tu frente y miro llover.



Tigre.-

Mi último rencor.


Y al final somos esa cuerda de la que dos partes tiran y tiran, somos la tela de araña sobre la que quién sabe cuántos elefantes se balanceaban, la fuente del cántaro, vulnerabilidades y defectos a la vista, rayones en la reluciente pintura plateada de un Corvette del 59, la pipa de Holmes, el retrato de Basilio. Al fin y al cabo somos frágiles, inseguros e inestables, cristal, un copo de nieve, una gota impactando contra el polvo de una ruta vieja en el campo que visitamos de pequeños.

Temblamos temerosos antes de lograr dormir, acariciamos el hocico del gato y le hablamos cual si fuera nuestro Freud particular, lloramos en silencio para no despertar a las ánimas del pasado insensato y el futuro impertinente que nos roba y nos roba pero no nos ofrece nada; la gravedad nos hunde cada vez más en el colchón, crujen los resortes, te extraño, suplico, te imploro, no vuelvas.

Nos creemos los enfados de tienda de regalos, nuestros gritos no se oyen siquiera en la cocina donde antes calentabas el té entre gestos y excusas, somos débiles, tememos, estamos solos, entre tantos, entre Sabina y el Nano, entre Carlitos y Astor, entre sus pasos, su rastro.

Acaba la noche y comienza el día sin sobresaltos, refugio blanco y ocaso, acaricio la flor de Lis en mi cuello, leo mis tatuajes y limpio los zapatos de mi guitarra y sus espantos, Love, Love me do, me encierro en mi coraza y espero tu nota por debajo de la puerta, no está, no estará.


Miro mis uñas, hago un mimo a las seis cuerdas sentado en el suelo de madera obscura y añeja, el gato se recuesta frente a mí y le sonrío animado. Como en un video musical de alguna banda Pop se van esparciendo flores y ribetes por la habitación, es el placer de lo que construimos, de lo que generamos, de lo que reinventamos, es el canto de lo que llevamos dentro, el recuerdo latente de lo que mantenemos vivo en nuestro pálpito, lo sé cuando canto y de a poco los coros de lo perdidos matizan mi composición, un texto o el estribillo de la última canción que te compuse y nunca te dí. 


Sale el Sol, al menos en mis ojos, estás tú, al menos en mi suspiro, para hacerme compañía, para besarme el cuello mientras te extraño, para sonreír conmigo y ponerme de pie si lo necesito, el recuerdo latente de lo que amamos sin poseer, de lo que no necesitamos ver, basta con saberte aquí en algún lado, en el Do de la guitarra o el maullido del gato, en el borde de la taza o el espejo del baño.



Maro, te extraño, pero cada día me siento más Tigre, gracias por tanto.


Les recuerdo como siempre que a la derecha del blog tienen un acceso directo para poder poner "Me Gusta" a la página de facebook de este espacio y así tener al alcance de la mano los anuncios de actualizaciones.

Buen día, buenas tardes, buena semana, buena vida, buenas vibras!

TIGRE.-




A sólo un paso de tí.



Diste un paso, cruzaste la brecha que definía nuestro abrazo, te odio, te amo, te quiero lejos porque cerca te extraño. Te necesito, como necesito la lluvia cuando ando de textos escaso me encuentro, te pienso, como pienso en que mañana otra vez me dará una bofetada.
Te amo, porque pretendo odiarte mientras tenga abstinencia de tus labios, te amo, porque creo que no verte es el causal de la lágrima al ocaso, te amo, porque lámparas de aceite iluminan tu retrato. Te odio, cómo no odiarte si te amo no suena suficiente, te odio, no imagino un suelo sin tus pasos, te odio, te amo, te amo, te odio.

Te extraño, por mucho que te ame no puedo tenerte y eso sólo ayuda a que se incremente el odio, el odio de amarte sin sentido y sin poder explicarlo. Te amo, por qué mentirle al cerebro si el corazón es quien lo convence, si por mucho licor que beba al fin y al cabo sigues ausente, y yo te sigo amando, y no puedo tenerte, y te odio tanto como quisiera perderte, te amo tanto como deseo la boca morderte.

Odio esta noche silente, odio no tener tus gritos incoherentes, gritos que odio escuchar cuando los sueltas, pero que amaría tener eternamente. Odio amarte tanto que me odio por odiarte, amo el odio aquel que no me deja olvidarte porque si te fueras de mi mente no podría ya tenerte y sin tu presencia por mucho que lo intente, no existe odio ni amor, no existe mi gato ni mi gente, sin tu existencia en mi historia no hay odio, ni amor, ni vida, ni muerte, sin tu imagen en mi memoria no soy más que un fantasma que respira, no soy más que un simple ente. Te amo, te odio, aunque a muchos les parezcan lo contrario, si lo piensas no son nada diferente.

 --------------------------------O--------------------------------



Hace ya cuatro años que escribo en este blog, hace algo más de 21 que escribo en general, la vida me trajo inspiración de mil colores, sabores y lugares diferentes, hoy experimentado una nueva, a miles de kilómetros de distancia, gracias salvaje.


Tigre.-

Enjambre.

Ella es una niña, ella sufre por culpa del pasado, del principio del libro aquel que nunca terminó y por no haber logrado jamás decir “Te amo” sin perder una parte del alma al costado de algún camino enterrado. Tiene un collar robado del que aún no sabe quién fue su dueño ni si lo andará buscando. Ella quiere que la miren mientras baila, cómo poder evitarlo, ella quiere que le canten a los ojos, cómo evitar su mirada.

Ella necesita que le cuenten un cuento antes de dormir, ella me pide que le cante un clásico mientras descansa, que le acaricie el pelo hasta que se transporte a la realidad pasada, me quiere enredado en su trenza desarmada relatando una anécdota distinta cada noche, que me pierda en mis palabras si es necesario pero que no le suelte la mano, que si uno salta, saltaremos ambos.

Mi almohada prestada, mi bata azul y blanca, la marca de mis codos apoyado en la baranda, componiendo melodías que su mascota aún recuerda. Dulces y amargos, almendra en dos por cuatro, piedra o peldaño, un mes o un año, último capítulo de mi autorretrato, pulso acelerado, leo mi árbol, critico mi progreso mas asumo haber amado, ella asume que sumados somos de espanto, de río y de asfalto, ella sabe que de su conciencia es como un rompecabezas terminado, ella a veces intenta negarlo pero conozco mejor su alma que sus muslos bronceados.

Mis pulmones toman aire de sus manos, mis ojos brillan porque brillan los de su hermano, mi gloria es su sonrisa aquí o en otro tiempo y espacio, su píldora para el mal humor son mis malabares, mi esfuerzo por robarle una mueca, un gesto de alivio, la mía es ver sus labios encorvados, ella y yo somos una dupla que no conoce de eras ni etapas, histórico, contemporáneo, eterno, para tu luz mis párpados, para mi libertad tu canto, para no sentirme sólo solo cierro los ojos y te pienso, te amo y te añoro, somos protagonistas de este teatro, somos escritores, locutores y reparto.


-------------------------------------O-----------------------------------

Si no considerara que me falta MUCHO que aprender y mejorar no seguiría escribiendo, si no amara lo que hago ya lo hubiera dejado, si no generara algo en alguien esto no seguiría siendo mi espacio, gracias a los que me leen, me dejan entrar en sus sentidos, a los que hacen algo porque este blog siga creciendo y más gente lo conozca cada vez, gracias a los que se molestan en comentarme para decirme lo que opinan incluso de manera irrespetuosa y anónima. Pero por sobre todo a las personas que nunca dejan de creer en mí, que me pidan que no deje de escribir para ellos, me piden audios, me recomiendan a sus cercanos, comparten mis escritos, hasta los imprimen para tenerlos siempre a mano, gracias a los que me aman incondicionalmente, gracias a quienes me inspiran y me hacen sentir valorado, para todos ustedes este texto, este blog, pero hoy quiero hacer una dedicatoria especial, el de hoy es para vos rubia, te amo.


TIGRE.-

Droga de drogas.


Otro texto que me deja más que satisfecho, lo sumo a lo FELIZ que estoy por las repercusiones del texto anterior, por algún extraño motivo ustedes sintieron lo mismo que yo, o al menos varios de quienes lo leyeron, gracias por todo el afecto, la devolución que recibí de tantas partes distintas, para ustedes, un poco más de esto que tan humildemente hago, y que tan bien me hace.

Gracias por compartir, gracias por los elogios, gracias por las críticas, por estar.

Considero que se merecen un adicional por haber sido tan generosos conmigo y mi creación así que esta vez también les dejo un audio para que me dejen (o no) acompañarlos en la lectura... Nos vemos al pie de página...



Droga de drogas.


Despacio, yo sé que temes, pero no encuentro otra solución a mi sensación de abstinencia. Despacio, que estoy a un paso del abismo, a unos centímetros del purgatorio, del suicidio y la locura, del final de mi existencia o el inicio de lo que viene, del final de lo que llega y el comienzo del final. Despacio, despacio muero poco a poco, me despido de este plano astral, me resigno y caigo, simplemente me desplomo.

Me libero y siento paz, me relajo, me dejo llevar y sólo caigo, caigo una y otra vez en el mismo territorio en que otros ya supieron suspirar por última vez, o por vez primera. Ambigüedad, sensaciones en discordia, alguien tiene que desprendernos el odio, alguien tiene que regalarnos la calma, así sea en el último instante antes de dar el último paso o en el primer segundo tras haber nacido.

Sin mirar atrás, sin pensar en más, sin querer llegar ni querer empezar a no pensar, sin escuchar más que música para conectar. Siempre la misma historia, es siempre el mismo final, me acerco cada vez más y de pronto no hay manera de evitar la anestesia y la bofetada en el rostro de la verdad, siempre tan perfecto el instante, siempre tan instante y tan poco eternidad, siempre sintiendo que el tiempo no tiene tiempo para andar de suicidio en suicidio, se aproxima el golpe, el telón y el final.

Llego al borde de un precipicio y no puedo dejar de disfrutar, bailo, con mis pupilas inyectadas de libertad, ¿Cuántos de ustedes mi droga adivinarán? Pues bastantes son los que equivocados habrán de estar, como un marinero preso de un pirata legendario me siento en la plancha caminar, esta droga avanza cómodamente en la expropiación de mi sentidos, mis ojos empiezan a brillar, cristalinos y llenos de un fulgor inesperado, mis labios se secan, los humedezco lentamente con mi lengua, mis músculos se tensan y siento como todo está a punto de acabar, mi cuerpo parece estar al borde de explotar pero a su vez una mítica felicidad me aborda como una brisa primaveral sobre un muelle sin pintar, mística toxicidad calma el dolor, hoy habré de caer.


La luz se apaga, mis párpados pesados se desploman unos sobre otros y el colapso no tarda, al fin el fin, estallan los astros en el golpe de los labios, dulce néctar, vicio nocturno, droga de drogas, cantina de ebrios, paraíso de inspiración, suicidio de poetas, caigo entre los labios de la mujer que amo, caigo a los pies de la astuta emperatriz del amor, soy un adicto al cuerpo que me despierta de la realidad, que me duerme en sueños, mi droga es tu sonrisa al amanecer, mi droga es el beso que me das para sanarme, en el más bello cielo de verano, o en el más profundo abismo.


-------------------------------------------- O ----------------------------------------------



Una sonrisa, un beso, una mujer, un alma, el amor, droga de drogas, gracias por sanar día a día mi dolor.

Tigre.-


No esa luz.



Como ya lo dije hoy ni bien terminé de escribir esto, hacía mucho no me sentía tan bien con algo escrito por mí, espero a ustedes les genere al menos un poco de lo que me generó a mí.



No esa luz.


Tuve un sueño, tuve un premio y un enlace directo al ribete de tu pecho, tuve ansias de tu cuerpo una vez más, me distraje en un papel de arroz y una rana de chocolate, recordé la tinta que llevas escondida en tu piel, tinta que llevas por mí. Desperté con una canción que llevaba el nombre de una mujer que no conoció el sabor de mi frente ni aún después de ausente.

Desperté otra vez en una habitación rebalsante de artilugios y libros viejos, moví mis piernas y la cama rechinó, sentí un gélido aire suspirando en mi cuello, acerqué mi mano a una vieja linterna gris pero su luz no emitía calor, no esa vez, no esa noche, no esa luz.

Sentí la sed que nunca había sentido, sentí el perdón de quienes fingieron ser amigos, sentí que el cielo retumbaba tras la madera reseca del techo antiguo. Una púa tartamudeaba un crujido varias veces sobre un disco ya finalizado, mis párpados pesados amaban la sensación de despertar sin gritos ni penas, me giré y sólo alcancé a hacer una mueca de fastidio, no estabas ahí, ni allí, ni aquí, ausencia le dicen los que gustan de dar nombre a los dolores.

Que difícil es caer en la cuenta de que te soñé toda una noche, quizás hasta una vida completa y aún no sé a qué sabe tu piel
embriagada con lujuria.

Vienes con tus pies al natural deslizándote como lo hace una nube sobre el aire, con el dorso de la mano acaricias la cortina morada y dejándola llover entre tus dedos la haces a un lado permitiéndole al Sol mirarme amanecer, despertando en un sueño en el que aún no eres mía, soñando soñar tenerte, mintiendo claramente, sucumbiendo desesperadamente ante la ilusión de amarte.

Tuve un sueño, tuve un pequeño fragmento de canción y texto, tuve síntomas de no sentir más, tuve la sensación de estar despierto y la ilusión de no volver a ninguna otra realidad, mis manos temblaron, mis ojos no, mi voz te cantó un tango y con total franqueza pensé en amarte una y otra vez hasta perder la razón entre tus piernas, te esfumabas como la niebla a medida que el día envejece, no quiero este sueño acabar si es así como nuestra historia llega a su final, huelen a capital las flores cuando vuelvo, saben a nada los frutos de nuestra cama, no quiero, no me dejes…

Mi piel se llena de sensaciones, giro mi cabeza y veo la primera luz del tiempo que me queda escurriéndose a un lado del placard, despierto sólo, más sólo que ayer, más sólo de lo que estuve y estaré, parpadeo lentamente, me llevo ambas manos a la cara, otro Domingo enluta mi semana, el sabor amargo del sueño machacado, el color sin color de los ojos de un hombre desconsolado.

Un suave ruido se oye y la puerta se abre lentamente, entras a mi habitación apenas apoyando los pies, hasta parece que estuvieras practicando tus pasos de baile incluso al caminar, el pelo te cubre el perfil, te giras hacia mí y levantas una ceja, sonríes de lado, abres tu boca como para decirme algo, pero sin hacerlo vuelves a sonreír, sin emitir un sonido boceteas con los labios la mímica de un “Te amo”, frunzo el entrecejo como un Tigre enfadado, tuerzo mi cabeza a un lado, copio tu sonrisa y lanzo un beso tu boca como destino, inspiro, jazmines, su aroma reconforta, sigues bailando tan feliz como lo serías en mis sueños, cierro los ojos de nuevo y huelo la realidad, siento el sabor de la miel y el color de tu risa a lo lejos me hace brillar.

--------------------------------- O ---------------------------------


A mis amigos, los verdaderos, los que estuvieron conmigo SIEMPRE, los que se dicen mis amigos porque estuvieron conmigo en los momentos difíciles, no porque yo estuve en los suyos, los que saben qué me pasa y qué no con sólo pensar en mí, los que no dicen "Pero" ni preguntan por qué, los que me acompañan en la música, en la literatura y en la vida, para ustedes, feliz día.


Tigre.-

Mayo de aperturas.


Aquel invierno precoz convirtió mi Mayo en un martirio, mi feliz día mas bien un día para el olvido, mis piernas estiradas, un televisor encendido, tras mi espalda y cuello un almohadón mullido y entre la fiebre y la falta de amigos, un boleto de ida a las profundidades del hastío.

Tenía junto a mí más gruyas que suspiros, más crayones que pistilos, era un niño solitario en mi historia de llaneros, pudiendo ser un rey siempre jugué a ser Aladino. Mi abuela inmaculada y sus recetas de familia me mantenían en batalla, mi aire ya no alcanzaba para derrocharlo una vez por segundo, un médico, una enfermera, una paciente y una urgencia, mi casa nunca me resultó tan anarmónica y vacía, mi madre y sus escuelas benditas, el libro que cambió mi agonía por caminos.


Abrí una puerta y estaba en el infinito, temí, la cerré y el mundo se cerró en mis narices, limpié mis lentes de niño y giré la gruesa tapa forrada de tela e hilo, conocí al hombre que en su empírica historia de nieblas y humos fundó la escuela del placer escondido, por primera vez en mi mundo de estudios las letras eran más que garabatos y mililitros, estornudar empeoraba mi estado físico, pero el polvo de las páginas amarillentas daba aire a mis sentidos, mientras mis pulmones trabajaban a jornal completo y yo sólo vivía con un cuarto del aire mínimo, un joven atlético saltaba dentro mío con su arco y una daga, haciendo de héroe aunque el mundo lo cazara; mi corazón galopaba, como el corcel negro de la historia pasada, mi cuerpo reclamaba y maquinas colaboraban, peleaba por fuera con el tiempo, por dentro con la muchacha que amarraba mi nombre a la corteza rugosa y en medio con el resplandor que alargaba mis mañanas. 

De dos en dos las fábulas devoraba, de tres en tres las torres escalaba, de cuatro en cuatro mis horas calculaba, la medicina maneja tiempos extraños.
Me enamoré de las damas que otros salvaban, aprendí a rescatarlas y ganarme sus almas, aprendí a encontrar respuestas en el marco de unas gafas, entendí que en el mundo no hay suficientes páginas para explicar lo que nos pasa.


Will.- Tigre.-


Fotos por Photo Pixel y Yo.

Dulce historia ajena.



Misterio, culpa y pretexto, parámetros inciertos de un pretérito muerto, un segundo en tus labios, un eterno infierno. 

Deja el calor de una hoguera, cierra tras su espalda una puerta de madera pintada y sin darle vuelta a una llave concluye otra etapa, besa con sus ojos cerrados al invierno pleno. Escapa a la noche, a ver un fantasma, el aura de la dulzura, el cristal con ojos pardos, el pilar de los presagios, el respaldo de los lechos, el sendero de los dichos a los hechos. 

Con pasos maltrechos se aleja, camino al comienzo inconcluso, perdido en el rastro de los pájaros, muñecos de trapo, porcelana y envidia, pequeños dulces y mil calorías, labios rojos, perlas negras, píldoras raudas, ramas de álamo, lágrimas de sauce, ¿Dónde escondiste las cicatrices que decías perdidas?.

¿De quién es la almendra que duerme en tu boca?¿De quién la miel de tus pupilas?¿De quién el gemido destruyendo el gélido desvelo? Pues lo nieguen u oculten, lo griten o escuchen, el último gran beso que te dieron fue mientras rugía la añoranza de mi existencia.




Will.- Tigre.-

Foto por Photo Pixel

Mentira de olvido.

Detrás de ti tu ausencia, tras ella mi llanto, tras él tu sombra, tras tu sombra mi fuerza.

Te veo partir, marchándote como si evitarlo no quisieras, con la frente de frente al suelo y un paso cruento y apagado. Te veo convertirte en lo que decías que odiabas, te veo ser tu propia pesadilla y no evitarlo, te siento distante, distinto a lo que alguna vez amamos.

Entre tu espalda y esparta, entre tu espada y tus muros, tus pocas palabras hoy son aún mas escasas, tus agallas ya no me compran esperanza, sé que son moneda falsa, tienes vacías la arcas.

Te busqué, te esperé, te vi callar, te oí asumir la derrota en un silencio espeso. De rachas no se hacen los campeones, sólo la suerte a veces no alcanza, lo entenderás alguna noche, en alguna esquina, cuando la antítesis de los vencedores.

Verás que tenía razón cuando por lo bajo les decía que algún día volverás, verás que cuando tu mentira se desvanezca y despiertes sudando en la realidad querrás volver a gritarme un perdón atosigado, verás que no habrá nada que ver, para entonces en el porta retratos de mi vida mi foto dibujará una sonrisa y tomada por otra persona de la mano o abrigada por una cálida y placentera soledad te miraré a los ojos y negaré...

Detrás de mí tu llanto, detrás de él mi sombra, detrás de ella... La tumba de tu última victoria.



Will.- Tigre.-


P.D.: Gracias Rochi Taboada por ambas fotos, mucho de este post es para vos ;)

Canta, baila, juega conmigo.

Me pidieron un audio y no puedo negarme, gracias por compartir tanto, por recomendar y ser fieles a mi estilo, mis letras, mi retrato. En cuanto a la primer imágen pertenece a una gran colaboradora en cuanto a la "Promoción" de este espacio, gracias Ro! Si quieren ver más pueden visitar su página de facebook  Photo Pixel pueden poner "Me gusta" y estar al tanto de su trabajo.

Sin más los dejo con este texto, uno de esos que más me gusta esbribir, que salen de un pensamiento suelto en algún lado y de a poco se van formando.

Gracias una vez más! Mi más fuerte abrazo a ustedes desde mi lugar, mis mejores vibras, nos leemos tan pronto como pueda.


 




---------------------------------------------o-------------------------------------------------


Te veo gritándole en la cara al pasado que es dueño de tus errores y desafortunados mal pasos pisados, se une con otros mil gritos desesperados buscando consuelo en ellos, como nubarrones viniendo del sudeste se trasladan de un lado a otro, de una mano a su aliada, se carga más y más entre vendavales y pequeñas gotas de rocío que estallan.


Llega la calma, te abriga y como miel pura, real, se desliza desparramando dulzura y esencia en tus labios, como mi voz transportándote a los sueños preciosos, preciados.


Como los tonos entrecortados del teléfono descolgado, como tu respiración intentando dormir sabiendo que no podrás mientras pienses en mis manos, como si me escucharas cantando mientras tus pies fríos y descalzos andan la vida en camisón frente a mi guitarra y mis ojos negros brillando.




Canta conmigo, hasta que sean las 4 de la madrugada, canta con mi voz en tu garganta, hasta que seamos amor y odio, Domingo de descanso y Lunes de trabajo, hasta que me quemes con tu ausencia y tu orgasmo en secreto cure mis heridas, aunque me niegues, aunque no sueñes, aquí estamos tu mentira y mi espalda.


Deslizo mi palma por tu cadera, te atraigo sin presión, muevo un pie y ya estamos bailando, tu grito ahora es un ayer apagado, tu color amaga y no puedes evitar jugar conmigo a sin embargos. 


Te embarcas y ya es tarde para retroceder, eres parte de la última pieza de la última noche que sin estar siquiera cerca nos amamos, tu cielo se repara por la sonrisa en tus labios, tu tormenta pasa como pasa en el río la sudestada, bajo un techo improvisado y una fogata de lo que enterrado hubo quedado, somos simplicidad y magia, milagro y pecado, futuro y pasado.


--------------------------------------------- O --------------------------------------------


Tigre.-

Muéstrate como eres.


Antes que nada me gustaría dedicar el texto siguiente a mi gran amiga Dani, que me confesó que no entiende mucho de lo que escribo/publico, esto es el resultado de haberme sentado pensando en escribir algo menos rebuscado y misterioso.

Segundo, el audio, versión casera de "For No One" de "The Beatles", guitarra y voz por parte de quien escribe y tengo que pedir "Perdón" ya que estoy bastante congestionado hace un largo rato ya y me cuesta mucho cantar, pero eso no significa que vaya a dejar de hacerlo, ¿Verdad?

Que lo disfruten, un fuerte abrazo abrazo a todos y cada uno de ustedes, muchas, muchas, muchas gracias por compartir el blog de la manera que lo están haciendo, realmente me siento más que alagado por el cariño demostrado.

Para ustedes, mis pensamientos.




---------------------------------------------------------------------------------------


Simplicidad, presencia ausente, distribuir las palabras distinto, de manera que cualquiera me entienda, que todos lo logren, no sólo los atentos.

A no equivocar, simpleza  puede ser sinónimo de profundidad, lo ha demostrado más de un par de ojos asomando debajo de la negra lana, allí voy otra vez, divagando sobre lo que sé y lo que soy, lo que lees e imaginas, lo que pierdes de rodillas, lo que ganas cuando cantas maravillas como las del país de la Alicia que de pequeña mirabas mientras sonreías.

Quiero simplificar pero no puedo, tengo tanto que decir y tanto que no quiero, tengo un abismo del que aún si pudiera no elegiría escapar, hogar dulce hogar, morir o matar.

Juro estar intentando hacer un texto plano, para que todos lo entiendan, poco intrincado, literatura prestada, pero cuando el presagio del viento resume espanto no hay tiempo para andar pensando si al final un Picasso incompresible a la simple vista guarda de su autor la historia, el alma y la sangre.

¿Para qué conformarse con un trazo explícito si tu pluma puede dibujar un universo y darle al jurado la chance de imaginarse por él flotando?

Quisiera que todos me comprendan, realmente lo haría si pudiera, ¿Lo haría? ¿Podría? Llevo veinte años rasgando las vestiduras de mi Yo intenso y superfluo para incluso siendo redundante y repitiendo la misma palabra 20 veces seguidas poder crear algo distinto cada vez.

Lo siento, me arrodillo e imploro perdón, soy un soñador, guardo en un cofre hecho con hojas de viejos libros usados un basto mundo de pilares y sueños rotos, guardo mis rostros, aromas y sabores, miel, canela, rojo, azul, almendra y la esquina Sur, podría decir que se pueden simplificar mi modo de escribir, pero le estaría mintiendo en la cara a la carcajada de mi lado más escritor.

Intenté empezar desde otro punto, más comprensible al lector, más suyo que mío, pero derrotado sonrío de lado, lo siento, dice el poeta al que le pido guione mis días que lo sencillo no existe, sólo existen receptores distintos a otros, los que perciben sólo aire en un suspiro, los que encontramos dibujando tras de él un centenar de pinceles, están los que me dicen que no me entienden, a su lado, los que por otra letra de mi boca mueren.

¿Sencillez y simpleza? Pues imposible, incluso la última letra esconde una noche de sueños que todavía llueven.

M.


--------------------------------------------------------------------------------

Del último bostezo al primer suspiro.



Desperté con la lengua hinchada, cargada de balas como dagas de plata, palabras sabias, sanas, pardas y blancas. Balas como palas, balas como sábanas, sílabas magas, mega palabras.

Desperté habiendo soñado al fotógrafo mudo, él y sus sueños, sus penas y sus Glorias, la dominante de La menor, el dominio sin dueño, el Domingo fin de milenio.

Me escuché rodeado en fama, me encontré tendido en la cama, besando almendra, degustando miel, penetrando libertad.

Velo de expectativa, manto de piedad, tu cuerpo cubierto con seda, mi cuerpo mojado en tu sal, tu espalda mapa de mis yemas, tus piernas puente a la lesión.

Astros perdidos, sorprendido olvido, mujeres y niños, tulipanes y lirio, dedicación o martirio, un último beso aún tibio, perfidia o prejuicio, mística, yo mismo.

Soñé el bronce, soñé el platino, el viejo, el nono, el libro mismo, soñé mil noches, la una de los ladrones, el uno de los dados, el rojo de su infidencia, el primer eclipse del siglo.


Tigre.-

Deseo tardío.

Tienes una puerta a la derecha, una puerta que al parecer alguna vez supo vestir un precioso color verde petróleo y hoy luce el óxido añejo y característico de las entradas a otras dimensiones.

Tienes al triste traqueteo de tu lado, tienes la ventaja, la palabra, la llovizna, el frío que cala como cien navajas.

Tienes la fe, tienes sentido, irradias placer, tinto y con seis, algo de noche para morder, tienes estilo, me tienes lo sé, tienes el tiempo perdido, tienes el tren.

Me han escogido, debo partir, me han elegido y no por ser el bien, debo marchar o debo llorar, tengo por seguro que nos volveremos a tentar, en otro momento, en otra instancia, en otro lugar, en otro entierro, en el mismo bar, donde jugaban billar los espías y los galanes se dejaban ganar, donde no alcanzaban los rosarios para rezar en tu altar.

-----------------------------------O---------------------------------------


Otro texto no muy extenso, sigo experimentando con ese modo, me siento bastante cómodo, gracias a quienes inspiran, comparten, recomiendan, leen, sienten, comentan, y por sobre todo, sonríen.

Tigre.-


A buen entendedor...

Ven a mí, pago con tiempo, ven aquí que quiero deberle una mordida a tus labios rojos, ven que quiero ser prófugo de tu apatía, víctima de tu silencia, ven libertad a mis días, ven infinidad a mi vida, ven tiempo, hazme sincero, ven a mí y nada digas, que no sé cuánto le resta a mi estadía, ven, no exijas.

¿Quién maltratarte osaría? ¿Quién será condena cumplida? Quien tenga agallas que escupa sal a mis heridas, quien tenga escrúpulos se asuma inocente, quien viva el día, se reconozca inmortal.

Móntate en uno de tus gruyas de papel, lleva lejos de mí el sueño aquel, ve a volver la frustración de alguien placer, el sexo de otro tu miel.

--------------------------- 0 --------------------------

Más que breve escrito el de hoy, es que en realidad es una excusa para agradecer con todo mi ser a las personas que se encargaron de felicitarme por mis 29 años ayer, muchísimas gracias a todos por la atención, por recordar la fecha, por estar pendientes, los quiero muchísimo.

Próximamente, quizás, subiré otro texto.

Por cierto, me prometieron comentarios, me prometieron compartir, me prometieron un paraíso y me siento una chiquilla llorando el desamor en su cama.

Hasta la próxima! Buena semana!

Tigre.-

Piel, calor y otros instrumentos.

Violines. ¿Los oyes? Violines confusos, tanto que no saben si ir o volver, que mastican ira y la tuercen hasta generar paz, música magistral, que nos recorre, nos embala y nos envía donde estemos solo nosotros y más allá algunos más, cada quien en su pausa, su santiamén, su ínfima infinidad.
Vamos y volvemos, sepultamos el desvelo y como caníbales desmembramos de placer nuestro sexo, no recuerdo ni el color ni el aroma de tu nombre, sólo el sabor de tu proximidad rozando la mía.

Tambores, tan cerca resonando y tan lejos haciendo eco, tan crueles retumbando como explosiones en un suburbio abandonado, golpeando dentro, golpeando fuerte, como tus latidos a destiempo, como mis pésimas metáforas sobre el amor al viento.

Más cuerdas, ironía, una loca guitarra, el coraje de cantar frente a los ausentes, el dolor de saber que no te ven, el consuelo al convencerte de que quizás desde algún sitio te oyen, un lugar como al que nos llevan los violines, no imagines, no te impulses más en el columbio, tengo miedo de que pueda morir de risa, morir contigo, morir sin nada más que contigo.

Quiero desvestirte, más allá de tus ropas y tus pieles, que llego siempre detrás de lo que ocultar pretendes, que siempre alcanzo el momento concreto en que tu particular silencio se entrelaza con tu abismal lascivia y oramos al placer.

Piano, última estación y otro plano, primer lugar al que viajamos, último al que regresamos, el gris plateado de los ventanales empañados, último piso, primer canción, el beso íntimo de los desconocidos, el juego de jugar a que nos damos por vencidos. Plegaria, tertulia, los espejos pintados con lápiz de labios, las bocas y las estrellas en mi cara, la música que lava tu espalda y la lluvia tu pequeña falda, la asfixia de mi mano sosteniendo tu cuello al besarlo, la fuerza de mi brazo envolviendo tu cuerpo para presionarlo contra el mío.

Violines... Más violines y menos palabras, ¿Los oyes?



Recuerden que a la derecha tiene una imagen que corresponde al facebook del blog, haciendo click en el "Me gusta" de dicha página van a poder leer todas las noticias respecto al sitio. Un abrazo INMENSO mundo, espero lo disfruten, lo compartan, lo difundan.


Tigre.-

Leyendas catastróficas.

Cambios de aquellos que son inicios, finales, vueltas de hoja, de tuerca, de viajes. Cambios que generan, degeneran y recuperan, tanto cambio que el producto inicial entre devaluación y evaluación pierde relevancia. Cambios con o sin importancia para el que cambia, para el tercero o el damnificado, cambios sin milagros, dibujados en labios, párpados o muros esclavizados.

Cambio de camino, vereda, esquina y martirio, cambio en vano, cambia conmigo, a cambiar no te obligo, mas no cambies jamás un segundo por el olvido, no olvides lo que dicen, cambia, todo cambia.

Tengo teclas nuevas, como si tuviera nuevas yemas, tinta flamante, tengo venas llenas, fuerza ajena y esperanza en su más pura definición, tengo menciones honoríficas en la secta de la sinceridad, mas un grave conflicto con los complejos que complican los complementos contemporáneos.

De donde vengo no hay grandes yelmos ni complejos términos, soy un hombre simple que ama la simplicidad y cree en lo eterno, soy un hombre, soy un cuento, soy la historia que el cantor deforma, para algunos leyenda, para algunos catástrofe.

-----------------------------------------O---------------------------------------

No es un GRAAAAN texto pero quería dejarles al menos algo, aprovecho esta entrada para pedirles que considerando que he cerrado mi Facebook pongan "Me gusta" a la página Neuronal Revolution para estar al tanto de las noticias, actualizaciones y demás respecto al sitio, de ese modo también tienen absoluta libertad para enviarme sus mensajes "Privados" pidiéndo algún cambio, algo que les gustaría agregar, quitar, cambiar, lo que sea, alguna sugerencia, idea, lo que les plazca, algún comentario respecto a los textos, siéntanse libres de comunicarse conmigo en el momento que gusten, a la derecha incluí también un enlace a la misma, bajo la ventana de "Visitas".

Respecto a la página les pido por favor también que la compartan cuanto puedan ya que al no tener mi cuenta quizás haya gente que no se entere de otra manera de las actualizaciones y demás.

Muchísimas gracias por la fiel compañía de siempre, gracias por hacerme sentir de un modo u otro parte de sus días.

Hasta dentro de... Lo antes posible digamos. Fuerte abrazo, muy buena semana, las mejores vibras como siempre y sobre todo, sonrían.


Tigre.-

Personal.


Quisiera pedirte esta vez que no apagues la luz, bronceemos nuestra piel con la lucidez con la que brindamos ayer, quisiera pedirte que no te encariñes con el labial rojo en la copa vacía, no quiero prometer, ni volver a mentir ni dejar de vencer, quisiera me entiendas mientras te amo sin amar, te olvido sin recordar, te imploro no me pidas que volvamos a intentar, no quiero volver a verte llorar, no quiero ver ya tu vestido rojo despidiendo mi deseo final ni un piano muriendo sin morir, sonando sin afinar, llorando un desamor fatal.

Drenaré como la luz de la Luna de tus pupilas miel, de tu piel sexo, de tu espalda placer, pero quisiera pedirte no me sueñes sin querer, que las casualidades causan discos mellizos, libros mal paridos, almuerzos desabridos, candelabros destruidos y velas de amaneceres fundidos. Recostémonos en el suelo te digo, repitamos de memoria la canción que alguna vez nos reescribimos, extraño tu dulce aroma, hoy somos dos desconocidos, despierta te digo, déjame morir contigo.

Si primavera perdimos regálame un invierno en tu pecho, si el infierno merecimos entonces habrá una fiesta en tu cielo, en un árbol descalzo dejé un copo de nieve y un retrato, hoy habla el mismo despreocupado que mataste a pura lujuria tras la puerta de un armario, recuperado de un infarto, rescatado de un mal parto, apartado del maltrato, enamorado del recuerdo que en la piel quedó marcado, un experto en el intento, un pionero en el fracaso, de mi pasado los pinceles, de mi futuro los retazos aún no pintados, sé mi seminario, cementerio y primer paso, sé la espina clavada en el perfume sin zapatos, la constelación del clérigo y el rincón del santo.

Sólo puedo decirte espanto que no siempre importa qué tan mal me muevo sino qué tan bien bailo, qué tanto espero sino qué tan bien planeo en silencio el momento adecuado, que no puedes matar al recuerdo sin destruir también el vertedero.

No mueras siendo un necio, todo esto es lo que pierdes con el tiempo, todo lo que temes te defraude y ese es todo un mal sueño, el destierro de lo que pretendes sea eterno.

Lee, entiende, recuerda y deja que las letras orgasmos se vuelvan, tu mente ya ha probado un poco de mí, no le pidas ahora que se abstenga, no niegues la adicción, has llegado hasta aquí sin haber querido evitarlo, ahora déjame acariciar lentamente la suavidad de tu fracaso, tu instinto es mío, así como el próximo suspiro...



Y después de mucho tiempo escribo para mí y nadie más, porque lo amo con el alma y la vida, con lectores o sin ellos, con apoyo o sin él, para cien o para nadie, por placer, por ser un poco más libre e inmortal.


Muy buen fin e inicio de mes, muy pero muy buena vida, muy, muy, MUY buen día.


TIGRE.-