A buen entendedor...

Ven a mí, pago con tiempo, ven aquí que quiero deberle una mordida a tus labios rojos, ven que quiero ser prófugo de tu apatía, víctima de tu silencia, ven libertad a mis días, ven infinidad a mi vida, ven tiempo, hazme sincero, ven a mí y nada digas, que no sé cuánto le resta a mi estadía, ven, no exijas.

¿Quién maltratarte osaría? ¿Quién será condena cumplida? Quien tenga agallas que escupa sal a mis heridas, quien tenga escrúpulos se asuma inocente, quien viva el día, se reconozca inmortal.

Móntate en uno de tus gruyas de papel, lleva lejos de mí el sueño aquel, ve a volver la frustración de alguien placer, el sexo de otro tu miel.

--------------------------- 0 --------------------------

Más que breve escrito el de hoy, es que en realidad es una excusa para agradecer con todo mi ser a las personas que se encargaron de felicitarme por mis 29 años ayer, muchísimas gracias a todos por la atención, por recordar la fecha, por estar pendientes, los quiero muchísimo.

Próximamente, quizás, subiré otro texto.

Por cierto, me prometieron comentarios, me prometieron compartir, me prometieron un paraíso y me siento una chiquilla llorando el desamor en su cama.

Hasta la próxima! Buena semana!

Tigre.-

1 comentario:

  1. En verdad despertaste mi curiosidad por tu escritura con el comentario en mi blog. Vine y me voy plena, porque en verdad me gustan tus textos. El oficio de escribir se enriquece con la práctica, pero el corazón siempre ayuda y guía.
    Seguiré pasando
    Un abrazo. Salma

    ResponderEliminar