Aplausos desde el otro lado.

Que vago el recuerdo que quedó de aquella noche en que la que fuimos Soles. Vagos los textos, vagos los versos, vago el sentido de la orientación cuando la brújula nos guía, vaga la magia, vago el ritmo y vago el sentido.
Porque cuando perdemos algo, sin poder hacer nada, es vago el dolor, que nos aplasta pero no nos deja llorar, que nos invoca en un mismo lugar, solo por ese ritual de condescender, es vago el que no lucha, es vago el que se oculta, porque vago es el no corre a buscar lo que desea, y vago el que no vuelve por lo que olvidó. Chillamos como chicos por sutilezas, cuando en otro lado, otro vago, está durmiendo entre cartones, porque las televisiones nos separan de nuestros ansiados y nuestros queridos, porque cuando todo se apaga a nuestro alrededor, cerramos los ojos para intentar dormir, sin buscar en la nada una respuesta al hueco libre en cada cama. Y la noche cae y con ella la bruma, y en ella siempre está ella, porque ella es la niebla sobre los rieles, ese frío en la espalda y esa antorcha en la nocturna batalla, esa calma en la ira, esa locura en el astío, ella es alma, ella es aura, ella es más que la sombra fugaz en un pasillo lúgubre.
Escribimos porque nos parece que así las cosas duelen, pero ella no vuelve, entonces escribir pierde sentido, pero leemos, y allí está la llave de la nueva habitación, en las palabras de otro loco que hace ovillos de metáforas, el tipo que pierde más de lo que gana y gana jugando sin trampa, el que escribe para su amor, para sus faltas, para su conciencia y sus guitarras, el que no faltar intenta, el que concilia los acordes con las balas, el que en la estación, en el balcón o en la nostalgia sabe que la ausencia no es la carencia, la ausencia es cuando uno siente que en ningún lugar del infinito habrá alguien que aplauda.

Will.-

2 comentarios:

  1. Tener ángeles que escuchen y se esmeren en levantar el animo de uno es lo que alivia dolores, y evitan esa sensación de soledad en los peores momentos. Gracias por ser uno negrito. Hermoso texto, como todos los otros, siempre esmerándote por lo que te apasiona ^^

    ResponderEliminar
  2. lo leo una y otra vez, y no deja de ser perfecto, me encanta!!!

    ResponderEliminar