Sola, sin mí.


Los árboles bailan con la música del viento afuera y yo, adentro, sólo y sin bailar. Una vez más me siento a escribir.
Siento que mi cabeza es un desastre, mate sin vos, lluvia con Sol, eclipses sin sombras, canciones sin cajón, ajedrez sin enroque, copas al derecho y remeras al revés.
Sé que debería estar escribiendo pero no puedo, sólo me tomo la frente, cambio la posición, me saco los lentes, canto una estrofa de "Turning Tables" y vuelvo a acomodar las manos para escribir. Sigo sin poder, como si me hubieran arrancado las letras del alma, como si el silencio por fin hubiese podido humillarme.
Cierro mis ojos, escribir así ayuda a la improvisación, pero no hoy, creo que no es día para escribir, termina la canción, quedan otras diecisiete por sonar, un piano golpea en mi oído, la misma canción comienza y no sé por qué, pero que piano tan precioso, que voz más dulce y cautivadora, profunda, sutil.
Su voz, pienso en su voz, no, no en la suya, en la suya, en la de ella quiero decir, no la que escucho, la que escuche por primera vez desplegando su luminiscencia días atrás. Recuerdo su voz, recuerdo haberme ganado un regalo tal como ese, espero haberlo merecido, hoy no estoy muy seguro, ayer lo estuve.

Sería algo obvio y simple escribir sobre aquello, no es mi estilo, tengo que ir un poco más allá del muro de obscuridad que se interpone entre los textos y yo, tengo que dejar ver cada mancha, cada raya en mi piel y ser Tigre en estos días de incertidumbre y maltrato del destino impertinente.
Tengo veintinueve segundos de vida, menos de medio minuto que sanan horas de pena, por mil motivos más de los que el mundo conoce, porque mi cabeza, un tornado de gritos, de incongruencias, de vagos recuerdos sólo encuentra calma cuando entre ruidos y silencios se escucha el rugido del felino que despierta su magia.

Entre todo lo que pasa cada día y lo que debería pasar dudo de cada decisión, quiero ser yo, pero sin complicar a nadie,necesito escribir y no puedo, necesito escribir.
Apago una luz, enciendo mis ojos, doy trescientas vueltas antes de lograr dormir, pienso en qué estoy dispuesto a perder por mejorar sus días, pienso en mí, pienso en perder para ganar, abandonar una mano de Póker con cuatro ases a la par, sólo por restarle un problema a la dama que intento proteger. Quiero salir de aquí pero permanecer, tengo miedo de causar pena, temo ser yo el responsable de alguna de sus lágrimas y no lo puedo permitir.
Quiero viajar, pero no puedo, por momentos me siento en una jaula, mientras del otro lado todos me observan esperando que este Tigre se ponga viejo y deje de merodear por el cansancio. Pero el Tigre se mantiene alerta, con la cabeza agachada pero los ojos fijos en el horizonte, buscando, analizando, intentando permanecer Tigre, por más cansado que esté.
Enciendo la luz, se apagan mis ojos, abro la puerta, miro atrás, en mi cama creo verla dormir, pienso una vez más si no será lo mejor partir y dejarla sola, sin mí, como estaba antes de que yo llegara, feliz sin mí.
Lo pienso una y otra vez, creo que esta vez es más fuerte que la anterior, creo que mejor me iré, creo que la dejaré sola sin mí.


    Necesito escribir, sólo quiero escribir y dejar al mundo feliz, 
aunque cueste, dejarlos solos, sin mí.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------


Buenos días, tardes, noches dependiendo de en qué momento lean esto, voy a decir esto sólo hoy y no voy a repetirlo porque no es la idea del blog. No estoy de novio, no estoy en pareja, no tengo amante, no tengo enemigos, no soy un suicida, no soy un psicópata, no padezco ningún mal mortal, no todo es tan trágico como se lee, no todo lo que dice en este lugar es tal cual lo es en mi vida, sólo soy un escritor, amo escribir, amo convertir en textos lo que sea que pase por mi cabeza, real o no, exagerado o minimizado, con nombres cambiados o con nombre y apellido, por favor, dejen de sacar conclusiones en base a lo que escribo porque con ese criterio debería también tener alas. Gracias.

Gracias por leer siempre, por no comentar nunca, por hacerlo de vez en cuando, por hacerlo siempre, por hacerlo anónimo. Gracias porque este lugar es mi refugio y nada mejor que saber que en él albergo gente tan hermosa como la que me visita.

Muchas gracias! Nos leemos pronto, muy pronto.


Un último favor, sé que es algo molesto, quizás complicado, tal vez extraño o vergonzoso, por eso es sólo un favor lo que pido y con total humildad. Si alguien considera este espacio digno de ser leído por favor que lo comparta para favorecer el crecimiento del mismo.


Los amo, te amo.


Tigre.-  Will.-   Saint.-


3 comentarios:

  1. que ni se te ocurra dejar solo a nadie a vos,no seas tarado =) ah cierto que no habia que tomarse en serio todo lo que dice no???? perdon!!!!(no te hagas el vivo,no dejes a nadie sin vos porque no es la solucion!!!!)te amo Tigre,me gusta leerte asi Tigre,cuando usas imagenes bien marcadas y tus textos transmiten sensaciones y sentimientos,me gusta mucho el texto pese a lo que ya te dije al principio,no muevas una garra Tigre,quedate aca con..quedate aca.gracias por escribir un texto tan sentido a pesar de como dice el texto

    'Sigo sin poder, como si me hubieran arrancado las letras del alma, como si el silencio por fin hubiese podido humillarme.' felicitaciones por otra obra magnifica.NATY

    ResponderEliminar
  2. Hermoso texto, como siempre! Te espero...

    ResponderEliminar
  3. No va a ser feliz sin vos.

    ResponderEliminar