Verdades al azar.


Esto fue un raro ejercicio de improvisación que salió de un momento a otro, primero dejo el texto y después explico en qué consistió…


Si las luces se fueron, si tu almohada rasguña tus sueños, si tus labios saben a besos a escondidas. Tu piel en llamas y tu alma en pena, tu vaso ácido, tu cuello vacío.
Tenías pesadillas y ella lo sabía, te mordías los labios en sueños para no gritar despierto, apretabas los puños y jadeabas, querías despertar y no podías. Sufrías y tus sueños deprimían, suplicabas salvación en silencio, pero aquella pesadilla en silencio te destruía.
Una tierna mano se reposó sobre tu mejilla, desplegando caricias, un brazo rodeando tu cintura te devolvía la calma mientras un susurro al oído era el cáliz de la noche sagrada.
Intentaste decir mil cosas, pero sólo balbuceabas, no razonabas, no eras nada, nada más que un difunto en una cama.
Pero con cada segundo que pasaba, a tu alrededor mil palabras navegaban, las dulces frases de una bella dama te mantenían vivo, te amaban. Ella sólo con su voz de plata te escondía en su consuelo, te despertaba tiernamente. Creías volar otra vez, de tu realidad eras el dueño. Porque ella sin extravagantes cumplidos, la vida te otorgaba. Recuerdo cómo te miraba, con sus ojos brillando, salvarte intentaba. Poco a poco, sin galeras de maga, traía a tu mente las más románticas proezas, las memorias olvidadas. Se recostó en tu pecho y tu corazón bailaba, bailaba entre lágrimas azules, entre lágrimas doradas.
Te costaba perder el sentido, sus sutiles jugadas iban gritando sin levantar la voz, su ley poco le importaba, porque de cruces y de iguales, decía que no se trataba, porque la juventud de un hombre, va mucho más allá de fechas y de oportunidades pasadas.
Creer que uno no es nada, te dijo, es creer que uno para dar no tiene nada, los cuestionamientos dignos de quien mucho ha perdido ante sus ojos. Un limbo de desesperación pudo haberte vencido una vez, pero en el banquillo de la vida, están quienes luchan por lo que no dan por perdido, mujeres, miradas, sea una meta lógica o una descabellada.
Sus cabellos estaban por todo tu cuerpo, eran jugadores claves en la búsqueda de una sonrisa, fruto de oír tiernas palabras, o de reciclar los antiguos archivos de tus hazañas.
Ella sabía que tu boca se secaba, que tus manos se relajaban y tu identidad recuperabas. Siguió  dando pelea sin pensar en quienes tuvieron la culpa del dolor que te mataba. En fracción de segundos la derrota fue olvidada, digno acto de un dragón, o quizás un Tigre que se levanta y abre las ventanas que hasta recién se cerraban. Cuando sin importar que tan cerca o que tan lejos esté la meta, que tan vil o cruel sea tu fortuna, o si acaso, alguna vez tuviste una. Estaban sus manos sobre tus ojos, secando tu llanto, abriendo las puertas. Se destacaban en la penumbra sus miradas celestes, logrando franjas de luz de lado a lado, izquierda y derecha, arriba y abajo. Juntos supieron recibir la madrugada, supieron hacer caricaturas de la nada, escribiendo textos de la almohada, donde él creyó morir, pero ella luchando por verlo revivir, ahuyentó los fantasmas de la metamorfosis del alma.
  
Ahora sí, estando con mi querido Pato decidimos hacer una especie de impro rara. Con un libro en la mano, él abría en una página al azar y sin mirar con el dedo marcaba una palabra, con esas palabras yo iba escribiendo el texto que acaban de leer, por eso lo descuidado del mismo, aunque debo reconocer que quedé satisfecho con el resultado, además, fue un lindo modo de presionar mi capacidad un poco más intentado acomodar todo de la manera más sensata posible y sin perder mi esencia.

Espero les haya gustado.


Si bien el texto puede tener que ver o no con algo/alguien, quiero dedicarlo y obsequiarlo a una GRAN persona, ser humano como pocos, una gran amiga, un gran amor, una gran historia de la cual al parecer todavía quedan capítulos por narrar. A vos, feliz, MUY FELIZ cumpleaños, pese a todo, las cosas siguen siendo tan… Indescriptibles como siempre, no hay mucho más que decir, porque el resto lo sabés, pero si te quedan dudas, dispuesto estoy a aclararlas.

Pato, Flops, Nicky, Juu, Sab, Nat, Ale, gente que tanto disfruto teniendo al lado, MIL GRACIAS por cada día de preocupación, cada gesto de cariño y cuidado, los adoro, los amo, son mi aire.

Habrá que pelear con más alma, habrá que volar más alto, cantar más fuerte, llegar más lejos, brillar más intensamente, ser más Santo, más Tigre de lo que jamás fui, habrá que seguir, porque la noche que este hombre ceda, no seré más el hombre que escribe, el que ama, el que conquista, el que vive.

Una última cosa… Me equivoqué, una y mil veces me equivoqué, con cosas que hice, con cosas que dije, con cosas que creí que estaban bien. No me arrepiento, pero soy hombre para admitir que así fue y asumo absoluta responsabilidad sobre cada una de esas cosas, porque a mí, nadie me dice qué es mejor y que no, porque yo aprendí a hacer lo que siento, pelear hasta el final, a no alejarme escondiendo mentiras, a no usar excusas baratas. Por eso, este Tigre esconde las garras y asume sus errores y pide perdón a quien haya lastimado en el proceso de equivocación, sinceramente, PERDON.

Nos volvemos a encontrar el 27, porque todavía hay mucho para decir, y tengo quien esté interesado en preguntar y en escuchar las respuestas…

Los espero.

Will.- 

2 comentarios:

  1. Me gusta... Nunca deje de leerte!! =) flor cam!

    ResponderEliminar
  2. Es raro pero te quedó muy bien che ! definitivamente es tu don :) segui asi y estamos todos con vos, gracias x todo y te quiero te adoro te banco a muerte ♥ Nicky

    ResponderEliminar