Siéntense niños… El abuelo Will va a contarles una historia.



Era la época del cassette, eran los años ’90 y todo iba muy rapido para nuestra generación, yo tenía como... 12 o 13 años y desde hacía mucho tiempo había visto una funda de guitarra con algo adentro en un ropero, me acuerdo que estaban en pleno auge las radios de clásicos de rock esas guitarras bien fuerte en lo pequeño de mi habitación me volvían loco... Eran ROCK, y eran clásicos, no sonaban muy complicadas pero era bellísimo el sonido lo malo era que duraba 3 minutos por canción, siempre quedaba con esa sensación de vacío cuando se acababa, como cuando comés un solo chupetín verde. Un día pensé "Si supiera tocar esa canción... La haría durar horas... Repitiéndose y repitiéndose..." Como en esa época no había mp3,apenas si se conseguían cds y por mi edad era caro para mí, los cassettes terminaban como llanto de tantos rebobinar

Puro polvo, pero abajo de todo ese polvo había una viola muy hermosa y muy antigua por cierto (modelo 71) Corrí a preguntarle a mi madre de quién era y me dijo

- "Mía, pero ni sueñes que voy a tocar porque no me acuerdo nada"

(Esperanza al suelo.)

La miré bien…

Una, dos, tres… 4 cuerdas!

(Esperanza al subsuelo.)

La agarré... Jugué con las cuerdas...

CLANK!

3 cuerdas.

(Esperanza al infierno.)

Pero yo seguía con mi capricho de querer escuchar esas canciones una y otra vez y pensé “Si pongo los dedos en sólo 3 cuerdas el sonido sale igual” – “Si encuentro una melodía con esos sonidos todavía hay esperanza”

Pasó mi mamá por atrás y me dijo en un tono sutil

"Guillermo esa guitarra esta muy desafinada, suena horrible"

(Esperanza a la china.)

Entonces volví a pensar hablándome a mi mismo...

- Ella Dijo: "Esta desafinada, SUENA horrible"

Suena... Horrible... Suena


Entonces si girando los clavijeros para un lado y otro lograba que aunque no estuviera afinada sonara lindo podía componer la melodía que a MI me gustara…

Y empecé...

Clank-Clink-Clonk-Clenk.

El clenk me gusta, lo dejo así.

Lo mismo hice con las otras 2 cuerdas aún vivas y tuve un sonido totalmente fuera de afinación pero que yo disfrutaba. Empecé a poner los dedos en los casilleros y a tocar cuerda por cuerda, se escuchaba todo tipo de ruido extraño, y, entre 300 lamentos de cuerdas sufriendo, un tono medianamente armónico. Así seguí. Ahorré... Me compré las 6 cuerdas nuevas y pedí donde las compre que las pongan y las afinen.

Y?

Me dijeron “ Ponelas vos yo las afino.”

(chatumadre bolud) "Okok..."

Fui a una plaza a una cuadra del local de música con el paquete de cuerdas que era lo mismo que un reactor nuclear para mi (Porque ni put* idea de cómo ponerlas) Y empecé a leer, probé como 16 veces hasta que una quedó firme en vez de volarme en una mano. A la 4ta cuerda que puse ya con la mano toda colorada de los cuerdazos le tomé el gusto y puse las otras 2, la lleve de nuevo...

Y?

Ya estaba cerrado.(Estos jodeput...)

Volví a mi casa y me quedé sin dormir jugando con cada cuerdita hasta las 9 de la mañana que abría el local. Me planté en la puerta y hasta que no abrieron no me moví. Le pedí que me la afine, la afinó y volví a casa. Visité a un vecino guitarrista y le dije

"Martín me podés decir algo básico para poder empezar a tocar?"

Y? Exacto!

"No... Mira... Estoy apurado... Si querés te dibujo 3 o 4 cuatro acordes para saber donde poner los dedos y vos te manejas"

Haaaa... (la re conch...) Si.. Dale dale... Dibujamelos... (jodeunagranput)

Los dibujó, los trajo, y los vi…

Líneas... Puntos... Números...

Una cag*da!

No entendía nada! Me senté y empecé a probar en cada combinación de puntos, números letras y líneas hasta que sonaran todas las cuerdas parejo. Me pasé 2 horas hasta descifrar como era, elegí una progresión que era... La - Sol - Re. El desafío consistía en un rasgueo por acorde.

Hacía sonar el Sol… Como el ort... De nuevo Sol.... Como el ort… Una hora con el Sol…

Yay! Sol!

Una vez que tuve el Sol que era el que más difícil me parecía seguí con el La.

La ******* era tan difícil como el otro.

Cuando los 3 acordes sonaron medianamente bien, me dispuse a mi meta, “La progresión” Ahí fue cuando realmente me volví pel*****… O no metía bien el dedo de arriba, o el de abajo, o el del medio, o cambiaba al acorde que no era, o rasgueaba mal. Casi no dormía, me empezaron a salir esa especie de dureza en las yemas y ya no me dolían tanto al tocar.

A la semana de haber comprado ese encordado, después de haber ido 4 veces más a afinarla, tocaba mi primer "Canción" Que era "La balada del diablo y la muerte" Versión 3 acordes en toda la rola... (La - Sol - Re)



Y así, aprendí que se pude, con constancia, con paciencia, con decisión y conducta, todo se puede.




Saint

1 comentario:

  1. Como me reía anoche mientras me contabas esa misma historia, pero admito que me fascino, me encanta saber el amor que tenés por una viola.
    Se nota que es parte de vos, al igual que las letras que tan precisamente ordenas hasta dejarlas en un texto que me termina gustando.
    Tu Blog, va tomando cada vez más forma, es muy lindo lo que expresas y das a mostrar en él. Y felicidades por las visitas! Es bueno haber llegado a las 400 :)
    Bueno negri, después hablamos por msn ^^
    Se te quiere :)

    Flor.+~

    ResponderEliminar