Aunque me lo discutan, para mí esa bandera tenía miedo de flamear y ocultar de mi vista las estrellas, por eso lo hacía de manera triste y escalofriantemente pausada, y me acuerdo de los cables, cruzando de un lado a otro como formando red de redes, como una telaraña. El pasto hace las veces de colchon y de anilina, las lágrimas, consuelo de pocos, un alma la magia del momento, un momento que se hace magia en el alma. Y yo era, soy, pero era, estaba ahí aún sin estar en ningun lugar, escapé de todo, de todos, y la paz me encontró, muerto a la sombra de una última sonrisa, y fuí, y soy, aunque tan difícil sea.
El cambio agita las probabilidades, las especulaciones, el viaje es algo más que intentos, el río un deseo no tan oculto, el amor el cáliz sagrado, llegar, un último suspiro, ganar, el sueño de todo niño.


Saint!

P.D.: Post corto y conciso, tengo un trabajo por hacer pero el próximo intentaré extenderme un poco más.

2 comentarios:

  1. me gusta....
    debe ser uno de los que más me gustó.
    a veces lo extenso termina por decirnos nada.
    esta entrada me dejo inmóvil un rato largo.. pensando-... transformando los "como si" en realidades paralelas.. donde uno se siente a gusto perdiéndose y esquivando el tiempo-espacio que nos acechA.
    la discusión es lo que me mantiene viva.
    la sinuosidad del camino te despierta el interés de recorrerlo..
    fuimos animalEs.. en el fondo.. y no tanto...seguimos siéndolo.


    (tu blog va emitiendo los pseudópodos necesarios para envolver mentes de todas razas, colores, y religiones (K) )

    ResponderEliminar
  2. Hermoso, como ya te dije, es el que más me gustó hasta ahora..
    Tu forma de escribir... me sigue intimidando aunque te parezca tonto ^^
    :)

    ResponderEliminar