Para todos, para nadie.

Es para quienes ya no me esperan en la puerta, para quienes no pueden esperar más por verme. Para quienes ya no me hablan y para quienes no pueden dejar de hacerlo. Para los que ya no escuchan, para los que me escuchan incluso en sueños. Es para quienes dicen no escuchar mis canciones, y para los que no dejan de pedirme que cante para ellos. Para los que ya no frecuentan este espacio y para quienes me piden que les lea cada texto en él. Para los que no creen en mis sueños y los que sin darme detalles, aún sueñan conmigo.

Es para saber que aún respiro, ya que sólo los latidos no alcanzan para sentirme un mortal. Es para saber que aún correspondo las alas de ángel, las garras de Tigre, las aureolas de Santo. Es que quiero saber si del otro lado de mi alma el mundo gira conmigo como aquí. Si se siente el dolor más aún de lo que yo tengo que soportar, o si cuando la noche cae, allí tampoco resulta fácil dormir.

Quiero sentir el olor a jazmín en la puerta de mi cielo, quiero ser sincero, genuino y especial, quiero ser hijo del que dice no ser señor, quiero ser quien soy porque lo soy por los que fueron. Quiero hablarle a la Luna como antes, quiero hacer el amor a las estrellas, romper los cristales del absurdo, rasgar el paño de cemento.

Tomo mi guitarra, sólo, la cuelgo de mi hombro, cierro los ojos, acerco mi boca a un micrófono y con mis labios rozándolo canto con la vida y con ustedes, porque canto para ustedes como lo hice desde el comienzo de todo esto. Canto para algunos, aunque no haya nadie cerca mío, es que nadie me ve, es que cuando no hay nadie ahí, nadie siempre estará.

Escribo con mi cabeza de lado, como la vieja lo hace. Escribo con letras que en la sangre corren, azul, rojo y negro. Escribo porque ella siempre me pide un texto más, porque aquella sigue mi progreso en silencio y disfruta sabiendo que no sé que aún me lee, porque la de más allá, querría que yo siguiera marcando pupilas con la poesía más sincera, menos técnica y más natural que la de cualquiera.

Si no soy un virtuoso, si no soy un célebre autor, si no soy el mejor cantante o la revelación, eso a ellos no importa, porque con mi gran o mínima capacidad, aún soy capaz de generar una mueca, una lágrima o una sonrisa al hacer lo que amo amando hacerlo.

Si este día no es mejor día no me importa ya, porque vale la pena arruinar uno de los míos, por mejorar un poco alguno de los suyos. Mi sonrisa es mía, siempre que ella pueda hacerlos sonreír.

A Guada, a Flops, a Ju, a Pato, a Ale, a Nati, a los que confían en mi para sentirse mejor, a los que se olvidan de lo suyo para verme sonreir, GRACIAS, este texto es todo suyo.

Will.-

3 comentarios:

  1. Así se hace nene! Así se escribe! Desgraciado... no dejo de sonreír mientras te leo. Te adoro, gracias por regalar cosas tan hermosas.
    Y para tu información, me voy a seguir guardando los detalles! hahahaha
    Un beso mi vida, Muack!!

    ResponderEliminar
  2. HERMOSO VOS, HERMOSO EL TEXTO!! Este se va derechito a la lista de los textos que mas me gustan! =)

    ResponderEliminar
  3. 'porque la de más allá, querría que yo siguiera marcando pupilas con la poesía más sincera, menos técnica y más natural que la de cualquiera.' para vos negra!!!!TE AMAMOS!!!!

    ResponderEliminar