Amuletos empeñados.

Sus párpados pesados al fin se amaron, así cayó en un sueño que con cada quejido se volvía más profundo.
Giró dormido sobre sí mismo y tomó con su mano un collar plateado, un amuleto barato que trajo suerte sólo en el primer acto, un obsequio para nadie que no se quita de ahora en adelante, porque aunque varios lo pretenden no será suspiro en ningún pecho si no lo es en el de la Luna.

Sueña sin saber qué pasa en el mundo real, porque sueña que en sus sueños es libre, que los otros también lo son, y aunque ve que alguien lo observa rencoroso él con su pureza y calma de siempre desenfunda una guitarra azul que brilla como el Sol contra el agua y canta una canción mientras la ve a ella dibujando una clave larga y estilizada con tinta negra sobre un pentagrama color antigüedad. Se sonríen juntos y sin hablar, él se repite a sí mismo que la canción que intenta escribir no es más que una extensión del onirismo, una muestra clara de que uno no sueña lo que quiere sino lo que siente y eso hace aún más bello soñar. Nuestro subconsciente se vuelve imágenes y sensaciones y nos da una bofetada en el rostro para demostrarnos que aunque intentemos ignorarlo, aunque en la más triste muestra de hipocresía intentemos engañarnos la verdad siempre nos llega.
Como transportado a otro lugar, a otro tiempo, se encontró sentado en el agua mirando al cielo estrellado de la primavera que va muriendo. Con detenimiento amó a las estrellas una a una y de a un suspiro por vez, habló con su hemisferio más tímido, se pusieron de acuerdo como dos enemigos que plantean tregua para sobrevivir un día más.
Brillan, porque tu brillo brilla en sus ojos, aman, porque tu amor baila con ellos bajo la lluvia primaveral que hace volar hojas secas renovando así el paisaje.
Se despierta, se toma el pecho palpando dolor y entre sus dedos asoma una punta gris y brillante, en ese mismo pecho que alberga dolor y vacío existencial un símbolo le da otro motivo para perdurar, para no ceder ante las falsas amenazas de un parco destino.

Abre el umbral de tu mente a mi llegada, abre tus ojos negros al volar, abre la Luna, abre el rosal. Deshoja una promesa de Otoño y llora la madrugada del día 22. Mantén tus secretos en vela, porque si ellos bajan su guardia, yo los conoceré. 
Cierra tu miedo y déjalo ahogarse, ya que en otro lago, en otro mar, un loco de aquellos lo podrá pescar, le hará un moño en su más plena obscuridad, le pondrá muy despacio un collar y lo devolverá. Así será que una vez que tus miedos vuelvan a atentar contra tu felicidad podrás cerrar los ojos y la esencia del loco escondido en el colgante y la soledad tu rostro acariciarán y tus penas aliviarán.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Feliz Cumpleaños, te ADORO y mucho más.

Gracias por TODO lo que hacés, significás, generás.

Nada más por hoy.

Gracias Nat porque la foto, me vino la pelo!

Will.-

1 comentario:

  1. Te amé... esto es mejor que muchas otras cosas que me podrías haber dado, significa tanto...
    Gracias por tomarte esta molestia de publicarlo a las 00:00, es un detalle que solo vos podrías tener la consideración para realizar.
    Anoche me encantó escucharte reír tanto, así es como quiero a mi morocho, así es como queremos al Tigre, y así quiero que sigas.
    Gracias de nuevo, quede tonta por éste texto, me gustó mucho. Y ya te advierto que me robo esa foto en la que estás durmiendo x)
    Es increíble como llegaste a ser una parte taan importante de mi vivir, de mi día a día. Muack! Te adoro.

    ResponderEliminar