Eleanor.

La púa de acero emite un crujido, se escucha el ruido a camino de adoquines y un zumbido constante baila al fondo. Se ve un disco girando y la música te empieza a vestir. Involuntariamente se empiezan a mover los pies, se van arrastrando por el lugar, te vas moviendo en un baile que solo tú conoces, el que viene bien de adentro, el que inventas solo por bailar, por disfrutar.



El disco viejo tartamudea pero sigue con el ritmo, el Sol se va poniendo y un rojizo cálido entra por las franjas limpias de tu persiana, tomas la guitarra por el cuello, la abrazas con cariño, la observas y recuerdas aquel sueño que murió sin guitarra y sin nombre, acaricias sus caderas pintadas de ocaso y la nombras, como aquella canción, como aquella mujer.
Buscas la mejor versión de ti mismo, en una boca o en un mástil, en el deseo oculto mientras duermes, en una imagen retocada, en una perla devaluada.


Bienvenida Eleanor, bienvenida a mi realidad.

Will.-

1 comentario:

  1. voy a tratar de escribir lo mejor posible porque sino te enojas y me decis que no use mayusculas y eso,tampoco me pidas milagros,vos sabes.Cada vez que vengo a ver que pasa en este blog me voy mas orgullosa,mas feliz,de verte crecer,de verte mejorar,de verte.La verdad es que me encanta Eleanor,tiene mas ganas de ser Penny igual jajaja,hermosa guitarra,increible que tenga ese sonido despues de que la armaras vos solo.Gracias por seguir escribiendo querido,no te olvides que siempre estoy si me necesitas,vos me avisas y listo.BESOTE TIGRE!CUIDATE MUCHO!TE ADORO! n.n

    NAT

    ResponderEliminar