Caer.


Subir entre mágicas palabras al infinito y caer, caer lento, caer sutil, “Yo te puedo enseñar a volar, te puedo enseñar a confiar, a creer en la verdad que percibimos, no en la que nos fabrican “, caer y seguir cayendo, el suelo se acerca, tu cuerpo también. La realidad se convierte en una cruel historia producto de la mente de un trovador, en esa lágrima que se desliza por la piel de mi mejilla justo antes  de caer, caer al vacío y renacer, morir entre sombras y entre luces volar para elevarme hasta la tierra y sus maleficios no ver.

Desciendo entre los destellos de una ciudad apagada, entre ellos mil infiernos se distinguen, cada uno tiene el suyo y yo tengo aun mas, quiero robártelos para que puedas volar conmigo antes de caer, caer y no volver, ser un pasajero mas del cometa en el que el tiempo no necesita tiempo sino amor, el espacio libertad, la desesperación paciencia y yo todo lo demás, todo eso me sobra, por eso dejo que la vida vaya a mi lado en todo momento, porque ella y yo uno siempre fuimos y seremos…

El final está próximo, distingo el color triste de los pastos secos de senderos nunca transitados, siento el aroma que emana el rocío matinal al evaporarse por el sol, la brisa de las noches de verano; es todo tan extraño, algo percibo, es demasiado perfecto, ¿ Podré ser feliz en un lugar así? Un lugar donde no existen los conflictos y la existencia se torna más monótona y predecible a cada suspiro…

¡No quiero caer!



Tiene varios años de escrito, siempre le encontré algo que me atrajo y nunca supe qué..


Will.-


Me voy a respirar aire del bueno.

1 comentario:

  1. Se te extraña. Te dejo muchos besos y saludos negrito. Espero que tus cosas anden geniales.

    Flopsy.

    ResponderEliminar