Hola otra vez... Qué manera menos original de empezar, pero es lo que hay, Domingo lluvioso en Buenos Aires, por no decir, un día de mier**, me despertó la lluvia cómo cuando era un pibe y pensaba "Uh, no voy a poder salir a ..." De todos modos lo hacía y así volvía, lleno de barro, con frío y con mil cosas para hacer para el colegio al otro día y, que por ser las 20hs , ya no podía entre bañarme, cenar, etc.

El caso es que ya que me remonto a esa época, me voy a detener particularmente en un dato de la fecha, cuando entré a "Google" para loguearme en el blog y empezar a escribir, noté que la imagen era (Como ya estamos acostumbrados) distinta a la normal, ésta decía "Googlle" (las 2 ll, haciendo referencia a los 11 años de la empresa), y comencé a pensar en cuánto cambió todo desde que yo volvía embarrado a casa hasta el día de hoy, y es inevitable remarcar el crecimiento de "Google" en este ciclón de cambios... Si bien hace 11 años "Google" era conocido por algunos y ya formaba parte de quienes se adentraban en el inmenso (En aquel momento no tanto) mundo virtual que era internet, no tenía la relevancia que hoy tiene en el mundo "Real" , no voy a otorgar falsos alagos a una empresa que a MI criterio es una suerte de monopolio capitalista, pero tampoco voy a pasar por alto lo importante que es para el desarrollo del mundo en ésta Tierra contemporánea.

Pero bueno, ya hecha esta mención, voy a seguir con esta pseudo-retrospectiva con respecto a los cambios en "nuestros días" que difieren a "Mis días", ya no más "Cuándo llego busco un público y te llamo" Si, un "público", teléfono con el cual la gente se comunicaba con otra gente sin tener que estar en su casa... Siiii... Tenía cable... Con respescto a eso, antes no había que lidiar con el fatídico hecho de que en cualquier momento y lugar, alguién podía encontrarte y probablemente molestarte, si bien no era tan cómodo a la hora de enterarte de sucesos recientes en la familia y/o gente cercana, tarde o temprano lo sabías porque (Cómo decía mi abuela) "Las malas noticias llegan rápido" Y qué con las buenas noticias? Para la mayoría no hacen falta la velocidad, tanto las buenas como las malas, son duraderas, y por eso no son solo noticias...

En fin, al no tener ese tipo de velocidad de comunicación se evitaban cosas como... "Por qué no me atendiste ninguna de las 23 veces que te llamé???" (Quizás porque se me hace difícil jugar fútbol y hablar por teléfono!" o.. "Dónde estás? A qué hora venís?" · "Mañana te quiero en casa, tenés que hacer tal cosa" (Demonios! Yo ya tenía la excusa perfecta para irme temprano y alegar que no tenía idea) Así como por qué no, las buenas "Ya nació, vení así sos uno de los primeros en verlo!" · O venís teniendo un día horrible en términos generales, sólo sentís ganas de patear a alguien que al parecer estratégicamente se frena delante tuyo en cada negocio para no dejarte caminar, o el subte se te fué y de repente... "Te extraño, gracias por ser un buen hombre" Listo, día salvado.... A lo que voy es a que incluso la tecnología a la que podemos recriminarle estar atrofiando los sistemas de vida, de estar atentando contra nuestra privacidad y de volver todo un poco más capitalista, tiene esos detalles que aportan a vivir ALGUNAS VECES, un poco mejor dispuestos.


Fin del divague, mi agradecimiento del día a aquel/aquella/aquellos/aquellas que mandan un texto cómo "Que tengas buen día" o "Hakuna Matata!" y ablandan un poco nuestras caras de culo.



Saint




P.D.: Cuando busqué la foto que adjunto, el tag era "Antiguo teléfono público" ... Eran los de ENTEL, con cospel... No? Nadie se acuerda? Ok, ni modo, el punto es que... Antigua tu....

No hay comentarios.:

Publicar un comentario